El telescopio espacial Hubble podría seguir funcionando durante algunos años, esto según los estudios de la NASA y SpaceX.

La NASA y SpaceX acordaron estudiar la viabilidad de otorgar a la compañía de Elon Musk un contrato para impulsar el telescopio espacial Hubble a una órbita más alta, con el objetivo de extender su vida útil, dijo el jueves la agencia espacial estadunidense.

Hubble carece de propulsión a bordo para combatir la pequeña pero notable cantidad de resistencia atmosférica en esta región del espacio, y su altitud se restableció previamente durante las misiones del transbordador espacial.

El nuevo proyecto implicaría una cápsula SpaceX Dragon.

Uno de los principales obstáculos sería que la nave Dragon, a diferencia de los transbordadores espaciales, no tiene un brazo robótico y necesitaría modificaciones para una misión de este tipo.

SpaceX propuso la idea en asociación con el Programa Polaris, una empresa privada de vuelos espaciales tripulados dirigida por el multimillonario Jared Isaacman, quien el año pasado alquiló un Crew Dragon de SpaceX para orbitar la Tierra con otros tres astronautas privados