Layda Sansores reveló nuevos audios del dirigente del PRI “Alito” Moreno donde se dio a conocer el presunto gasto de casi 6 millones de pesos para el brigadeo durante las elecciones del 2021

Por: Agencias

México; miércoles 5 de octubre del 2022.- La gobernadora de Campeche, Layda Sansores San Román, volvió a lanzarse contra el presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Alito Moreno Cárdenas, y presentó conversaciones donde presuntamente regalaba automóviles a sus empleados por seguir sus órdenes, así como temas de brigadeo en las elecciones del 2021, durante la emisión de este martes 4 de octubre del Martes del Jaguar.

La primera conversación que se dio a conocer fue unos presuntos chats entre el exgobernador de Campeche y el diputado federal del PRI, Pablo Ángulo, en donde el líder priista regaló una camioneta a un miembro del equipo del legislador tras haber hecho algo que le ordenó.

“¿Cómo va todo lo otro?, entonces ya quedaste bien, perfecto. Ching*n, todo muy bien. Mañana te voy a dar tu camioneta, Álvarez, eh. A darle con todo”, fueron las palabras que presumiblemente Moreno Cárdenas pronunció para iniciar conversación con su interlocutor, así como para dar a conocer que sería dueño de una nueva camioneta y que tendría los papeles en regla.

A lo cual, éste respondió: “Gracias, jefe”. Seguido de corroborar que iba a buscar a las personas que tenía como encargo para seguir trabajando bajo las órdenes que Alito había dado tiempo atrás, misma que tuvo que ver con una regiduría en Campeche.

“Jefe, gracias por la camioneta, está de primera. ¡De lujo! La valoro mucho. Muy ching*n*”

No fue la única conversación que salió a la luz, pues también se filtró una supuesta conversación entre Moreno Cárdenas y el teniente Jorge Álvarez, en donde el priista le pedía a su interlocutor que acudiera por la camioneta a la avenida Presidente Masaryk, una de las zonas más exclusivas de la Ciudad de México.

Un día después este le responde que acudió al lugar que se planteo, en donde se realizaron los siguientes gasto: fueron un millón 500 mil pesos por un Osseta; así como 239 mil 200 pesos por rines y dos juegos de llantas de la Hummer H1; 152 mil pesos por los rines de un Corvette; y finalmente 900 mil pesos de adelanto por un “rojito”, lo cual dio una suma de 2 millones 791 mil 200 pesos que habría que pagar, a lo cual Alito solo respondió con un “ok”.

Ahí no concluyó la conversación, pues al siguiente día el líder priista pidió a la misma persona de apellido Álvarez que le diera “unos globos”; situación que aprovechó Sansores San Román para asegurar que se trataba de condones, palabras que le causaron simpatía a la gobernadora.

Finalmente, la gobernadora de Campeche lanzó un llamado al Instituto Nacional Electoral (INE) para volver a revisar los gastos de campaña del PRI en las Elecciones del 2021, pues señaló que existieron montos que “probablemente” no se auditaron.

La razón de su petición se debió a que presentó otra presumible conversación de Alito con el coordinador del grupo parlamentario del tricolor en el Congreso de la entidad, Ricardo Media, el cual le decía cuánto dinero se debería de destinar a los integrantes de las brigadas.

“Buen día, jefe. El costo de las brigadas es de $824 mil semanal. Son siete semanas que se deben de cubrir, lo cual representa, de aquí al 5 de junio, un monto total de 5.8 millones de pesos”

Asimismo, le explicaba a Alito que en la brigada participan 803 personas, las cuales reciben un “apoyo” de 900 pesos a la semana, mientras que los coordinadores ganarían mil 500 por la misma cantidad de tiempo, por lo que el costo total por las siete semanas de campaña sería de 5 millones 529 mil pesos. Aunado a lo anterior, se tendría que considerar el gasto por 21 capturistas, por lo que a la cifra final habría que aumentarle 270 mil 900 pesos.

Después de conocer todo el gasto que sería, en la supuesta conversación se vio a Alito aceptar el gasto, por lo menos, en las brigadas, aunque expresó tener cautela con el fin de no pasarse de los gastos que aceptaba la autoridad electoral, pero no descartó dar de su bolsillo lo necesario para que se llevaran a cabo las actividades.

“A ver cómo estamos. A ver con cuánto puedo ayudar yo. De entrada te apoyo para hacer una brigadas de esta semana que viene”

Por último, en las conversaciones se pudo leer que Alito pedía que las brigadas estuvieran trabajando y que hicieran el esfuerzo para que “valiera la pena” el gasto que se encontraba haciendo.