En las cartas figuran los rostros del ‘Chapo’ Guzmán, Pablo Escobar y Rafael Caro Quintero, solo por mencionar algunos líderes criminales

La ciudad de Culiacán, Sinaloa, es conocida como la capital de la narcocultura, mote que, entre otras cosas, defiende en base a la venta de productos relacionados con el narcotráfico, incluyendo ahora una lotería.

El juego de mesa se vende desde la capilla de Jesús Malverde, el santo de los narcotraficantes, y en lugar de mostrar las imágenes de El Gallo, La Bandera o La Dama, las barajas tienen impresos los rostros de los narcotraficantes más famosos de México y el mundo.

Si bien hay mexicanos que la compran, el vendedor precisó que son muchos más los extranjeros quienes adquieren el producto, esto con el objetivo de conocer un poco más acerca de la narcocultura.

Hay dos tipos de narcoloterías, una cuesta 700 pesos y está confeccionada en papel tipo cartulina y su calidad de impresión es baja.

La otra vale mil 200 pesos, pues está plastificada y las imágenes de los delincuentes son más nítidas y las cartas más grandes.

La gente se agarró cura porque es algo que pues no se imaginaban; una lotería con puro narco. Al principio había gente que no la compraba, después se hizo muy famosa”, resaltó Miguel Ángel a un medio escrito.

En Culiacán se venden muchos productos relacionados con el crimen organizado, como gorras con las siglas del Cártel de Sinaloa, figuras de miniatura de el “Chapo” Guzmán y bustos de Malverde esculpidos en yeso, todo esto bendecido con una esencia especial que se prepara a base de una mezcla de flores y aceites que, según los creyentes, atrae la buena suerte, el amor y el dinero.