La actriz protagoniza y alterna la obra Nosotras lo hacemos mejor con Fabiola Campomanes y Dalilah Polanco, acerca de temáticas y reflexiones femeninas

La actriz interpreta a una psicóloga que analiza a los hombres y las mujeres.

CIUDAD DE MÉXICO.

Geraldine Bazán debuta en su primer monólogo teatral gracias al texto del puertorriqueño Roberto Ramos-Perea con la puesta en escena Nosotras lo hacemos mejor, en el Teatro Telón de Asfalto.

La actriz alternará funciones con Fabiola Campomanes y Dalilah Polanco, bajo la dirección de Juan Ríos, para hablar de las relaciones hombre-mujer y reflexionar acerca de los estereotipos, así como de los ambos diferentes puntos de vista.

Es una actriz en escena y es un reto para las tres. Hablando personalmente es mi primer monólogo y es un texto muy divertido y retador. Cuando me propusieron el proyecto, me encantó la idea.

Tenía la idea de no hacer un proyecto después de la telenovela Corona de lágrimas y dedicarme a otras cosas, pero me llegó este monólogo y hay que tomar las oportunidades cuando llegan. No es fácil como actriz, un monólogo es una gran responsabilidad y es una comedia políticamente incorrecta sobre las mujeres, pero que los hombres también tienen que ver.

Aprendes de situaciones que te pasaron en el pasado y hasta te ríes de lo que aprendiste, aunque en ese momento sentías que te ahogabas en un vaso de agua o creías que sólo a ti te pasaban esas cosas. Hombres y mujeres se sentirán identificados con alguno de los pasajes de la vida de los personajes”, expresó Geraldine Bazán

Tanto ella como el resto de las actrices, recrearán a la psicóloga Teresa Allison Pérez, de 50 años, quien ofrece una conferencia precisamente titulada Nosotras lo hacemos mejor, donde relatará parte de su vida.

Es una ponencia de esta sicóloga acerca de crecimiento profesional que termina siendo de crecimiento personal, porque se deja ir como hilo de media, contando los pasajes de su vida. Habla de la relación de sus padres con ella misma, el sistema de valores que asumió durante su infancia y que es lo que creó su personalidad y carácter, cuando era una niña; su primera vez, su primer novio, su primer trabajo, cuando se casó y se divorció. Habla de todas estas cosas que puede llegar a vivir una mujer.

No me identifico con estos pasajes de mi personaje, pero sí con la idea de que las mujeres tenemos mucho que trabajar y aprender; valorarnos y asumir el rol tan importante que tenemos en la sociedad; con valor propio, autoestima, dignidad. Es eso, la postura de la mujer en la sociedad y ante sí misma”, explicó.

Geraldine Bazán, quien es madre de dos hijas, Elissa y Alexa, también hijas del actor Gabriel Soto, destacó que en ese sentido, ella intenta educarlas para que crezcan con fortaleza interna.

Creo que como madres y padres conscientes, nuestra responsabilidad es criar hijos e hijas no que lleguen a empoderarse en algún momento, sino que crezcan como mujeres poderosas, que sean niñas conscientes, valientes, que saben lo que quieren y lo que no; empáticas, amorosas y que tengan bien claro su valor como mujeres y como personas; su valor en la sociedad.

Eso trato de enseñarles, que como seres humanos, siempre nos podemos equivocar de alguna manera, pero que hay que aprender de cada cosa que nos suceda. Trato de que vean en mí a una mujer independiente, que sabe lo que quiere, trabajadora, que siempre está buscando crecer en todos los aspectos, que trata de ser una mejor mamá, hija, amiga, hermana, todos los días. Que cometo errores, sí, muchísimos, pero soy consciente y no le hago daño a nadie. Eso las hace crecer como mujeres con una autoestima muy clara”, dijo.