Sufragio efectivo, no reelección

Por Sergio Mejía Cano

Tepic, Nayarit; domingo 9 de octubre del 2022.- En días recientes cuando se dio a conocer que unos supuestos delincuentes cibernéticos había sustraído documentos y archivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), varios medios de información a nivel nacional y portales de internet, dieron a conocer que se había descubierto un archivo que mencionaba sobre un posible atentado de muerte para el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), lo que se atribuyó en primera instancia a un grupo delictivo dedicado al huachicoleo, es decir, a quienes se habían dedicado durante mucho tiempo a la extracción clandestina de combustibles.

Sin embargo, también en esos mismos documentos se decía que el grupo criminal había sido detectado y que se había apresado a un tal “capi”, identificado como Sergio Águila Luévanos, de quien también se informó que había pertenecido a las fuerzas armadas, quien se había retirado de este servicio para dedicarse a la delincuencia organizada.

Obviamente que esta información causó revuelo en varios sectores de la sociedad; sin embargo, en el año de 2019, cuando supuestamente se había ideado dicho atentado en contra de AMLO, este mismo afirmó que no reforzaría su protección y, que claro que tenía miedo como ser humano que es, pero que no temía en sí que le fueran a hacer daño alguno porque se sentía protegido por el pueblo.

Y si bien una parte de ese pueblo también está en contra de la administración de AMLO, es más la mayoría de este pueblo el que lo cuida y protege; porque así se diga que nada más votaron por el ahora presidente 30 millones de ciudadanos, hay que recordar que el abstencionismo es el principal ganador en la mayoría, si no es que todos los comicios electorales, aún así es posible que muchos mexicanos de ambos sexos no hayan podido votar por diversas causas, motivos y razones; pero de que es una gran mayoría de personas las que están al lado de AMLO, es claro y contundente.

Ahora bien: se sabe que los gobiernos gringos siempre tuvieron la idea de acabar con el comandante Fidel Castro Ruz, quien después de una revolución popular se alzó como presidente de la hermana República de Cuba; sin embargo, esos mismos gobiernos gringos, después de varios estudios y análisis entendieron que atentar contra Fidel Castro sería contraproducente al darse cuenta de que la mayoría del pueblo cubano lo apoyaba y estaba con él y su lucha revolucionaria, así que mejor lo dejaron por la paz, debido a que, entre esos estudios realizados para entender lo que pasaría si se asesinaba al líder cubano, lo que generaría es lo que convertirían en mártir y además, tal vez se provocaría un levantamiento armado del mismo pueblo cubano que probablemente podría aplicar aquel emblema emitido por el mismo Castro Ruz de “Patria o muerte” y, por lo mismo, aquellos gobiernos gringos y posiblemente los más recientes antes de la desaparición de prócer cubano, entendieron que tendrían que masacrar a casi todo un pueblo si seguían persiguiendo a Fidel Castro.

Así que lo mismo podría haberse pensado aquí en nuestro país en caso de seguir o llevar a cabo con ese plan macabro de terminar con la vida de AMLO, porque es probable que no nada más sean esos 30 millones que votaron por él, sino una gran mayoría de la población mexicana y más, a los que ha favorecido con sus programas sociales que, obviamente son más que los que sienten que les quitó privilegios y prebendas al desaparecer los apoyos a organizaciones no gubernamentales que estaban acostumbradas a recibir millones de pesos con el supuesto de que ayudaban a las clases más necesitadas o como el mismo AMLO lo ha reiterado constantemente, las organizaciones que supuestamente representaban al campesinado, comprobándose ahora en la actual administración de que nada más quienes manejaban estas organizaciones dizque campesinas, eran los que se enriquecían y, si acaso repartían migajas a los campesinos para tenerlos aplacados.

Los adversarios de AMLO y quienes se sienten dolidos por su administración, no nada más habrán pensado en quitarlo de en medio, sino que también no cejan en sus ataques mediáticos en contra del presidente de México; aunque al parecer ninguno de esos ataques les ha funcionado, incluso el constante dicho de que AMLO se quiere reelegir, a lo que cotidianamente ha respondido el actual presidente de que nada de eso, pues tiene muy presente aquella frase que se dice acuñó Porfirio Días en contra de Benito Juárez y que a su vez retomó Francisco I. Madero: “Sufragio efectivo, no reelección”.

Sea pues. Vale.