En el choque de dos camionetas en la carretera Durango-Parral murieron también 2 niñas y 2 niños; hay 2 heridos que ya se encuentran hospitalizados

Trágico accidente cobro la vida de 10 personas y dejó dos lesionados en el kilómetro 53+800 de la carretera Durango-Parral, a la altura del municipio de Canatlán.

La Fiscalía General del estado, dio a conocer que tomaron conocimiento del percance, donde se proyectaron de frente una camioneta Ford Lobo, de color negro, tipo pic up y una Chevrolet S-10 de color rojo.

Tras el impacto nueve personas perdieron la vida y una más falleció horas después cuando recibía atención médica, dos más se encuentran hospitalizados.

Fue a las 21:00 horas del domingo cuando se recibió el reporte por parte de Protección Civil de Canatlán sobre el accidente, acudiendo de inmediato diferentes corporaciones para auxiliar a las víctimas y trasladarlas a la clínica número 1 del IMSS.

Entre los heridos se encuentra una menor de 11 años de edad, con domicilio en la colonia Anáhuac de la ciudad capital y quien viajaba en la camioneta Chevrolet, así como el conductor de la Ford, Humberto Chávez Arango de 24 años y vecino de San Juan del Río y su pasajero José Antonio Rentería Rivas de 37 años, originario del municipio de Rodeo, quienes ingresaron al Hospital General 450.

De acuerdo con el informe proporcionado por el agente del Ministerio Público en el lugar del accidente fallecieron Cinthia Segura Hernández, de 26 años de edad; Guillermina Soto Piedra, de 47; Mariana Soto Soto, de 33 y Teodoro Reyes Díaz, de aproximadamente 36 años, conductor de la camioneta Chevrolet.

Así como dos mujeres menores de edad, de 14, 11 años, y dos varones menores de 13 y 3 años, todos ellos tripulantes de la camioneta Chevrolet y con domicilio en la colonia Constitución de la ciudad de Durango, con excepción de Cinthia y el niño de 3 años, quienes tenían su domicilio en otro municipio.

Mientras que de la camioneta Ford, falleció Eusebio Martínez Sariñana, de 46 años de edad, originario de San Juan del Río, Durango.

Cabe hacer mención que de los lesionados que ingresaron a recibir atención médica, el menor de edad falleció poco después de su ingreso, mientras que las demás personas permanecen hospitalizadas y su estado de salud se reporta delicado.