Fueron las fuertes declaraciones que hizo el  presidente de la Suprema Corte, Arturo Záldivar 

Por: Agencias

México; miércoles 12 de octubre del 2022.- Desde antes de usurpar la Presidencia de la República, en 2006, la biografía de Felipe Calderón estaba asociada al fraude, la traición y la delincuencia de cuello blanco, pero su decadencia alcanzó todo su hedor con el amparo que dio a Genaro García Luna y a su mafia para delinquir en un Gobierno que, para el ministro Arturo Saldívar, sólo puede clasificarse de una manera: “El crimen institucionalizado”.

Saldívar, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), sabe de lo que habla: Policías federales al mando de García Luna lo amenazaron telefónicamente, entraron a su domicilio a robar información y, en dos ocasiones, vehículos repletos de agentes lo amenazaron a él y su familia con armas largas para forzarlo a modificar su voto en el caso de Florance Cassez.

“Es inaudito e inédito que a un ministro en funciones se le haga un ataque desde el crimen institucionalizado, que eso era el Gobierno de Felipe Calderón”, expresa el ministro presidente de la Corte, en una amplia y detallada entrevista con Alejandro Páez Varela y este reportero, en la que atribuye la responsabilidad plena a ese personaje: “Él lo supo, y lo supo en tiempo real”.

¿Qué es el “crimen institucionalizado” del que Saldívar acusa a Calderón? El Ministro lo explica:

“Hablamos siempre del crimen organizado, que es la delincuencia de alto nivel que tiene bandas, pero cuando se cometen delitos y actos ilícitos desde el poder del Estado, con la fuerza que implica –la inteligencia, las armas, la capacidad de fabricar culpables, de meter gente a la cárcel, de torturar, etcétera, y se hace como un sistema–, yo creo que ese es un crimen institucionalizado, porque es el crimen, el delito desde el poder, pero no por un error, no por un exceso, sino por una convicción de utilizar el poder para eso, para abusar de él y para abusar sobre todo de los que menos se pueden defender”.

Han pasado diez años desde que Calderón dejó el cargo que usurpó y hay quienes usan el tiempo como coartada para exculpar las conductas criminales de Calderón y sus secuaces, García Luna el más prominente de ellos, pero son exactamente los mismos que se fascinan con las aseveraciones y suposiciones de la expareja del subsecretario César Yáñez sobre el dinero en efectivo del que ha dispuesto el Presidente Andrés Manuel López Obrador en su carrera política.

Las revelaciones del Ministro Zaldívar a SinEmbargo sobre las amenazas y agresiones de Calderón en su contra, con la participación directísima de García Luna, son congruentes con la biografía de un individuo inescrupuloso y desleal cuando no tenía poder y que, cuando lo tuvo, fue capaz de cometer y avalar numerosas conductas criminales, incluida la protección de delincuentes.

No es un tema del pasado, sino muy vigente: Aunque García Luna está preso por narcotraficante en Estados Unidos, prominentes personajes de su entorno siguen haciendo política desde muy diversas plataformas y el propio Calderón mantiene su influencia en muchos ámbitos, incluido el empresarial y el mediático.

Es esta “comentocracia” a la que se refiere el ministro Saldívar que pretendió chantajearlo para hacer de él y del Poder Judicial parte de la oposición al Gobierno de López Obrador, la que justamente perdió los privilegios que Calderón les dio y que se enriquecieron hasta la náusea.

Las más beligerantes voces del sector privado y de los medios en la actualidad son las que callaron ante los excesos del Gobierno de Calderón y García Luna, incluidos los fraudes electorales y los abusos de las Fuerzas Armadas, que tenían el aval hasta para matar y coludirse con criminales como Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El “crimen institucionalizado” que fue su Gobierno, como lo llama el Ministro presidente de la Corte, es lo que ofrece Calderón a través de su esposa, la Diputada Margarita Zavala, y sus allegados en el PAN, donde por ahora se atrinchera, y será lo ofrezca cuando vuelva a intentar formar un nuevo partido político, tan pronto como termine el Gobierno de López Obrador.

Porque en eso anda Calderón: Pese a toda su biografía criminal, sigue en la idea de crear el partido político que lo regrese al poder…