En un comunicado conjunto, difundido este viernes por la Casa Blanca, informaron que durante la Reunión de Alto Nivel sobre seguridad celebrada ayer en Washington acordaron también “implementar un plan de acción” para frenar el consumo de fentanilo

*En el encuentro, presidido por el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, y el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, decidieron ampliar la “inversión en las instituciones de salud pública, seguridad, derechos humanos y justicia”, detalló el comunicado

Estados Unidos y México se comprometieron a aumentar la inversión en salud pública y en seguridad para abordar el tráfico de drogas, la crisis de opiáceos y el contrabando de armas en la frontera común, si bien no detallaron cifras concretas de inversión.

En un comunicado conjunto, difundido este viernes por la Casa Blanca, informaron que durante la reunión de alto nivel sobre seguridad celebrada ayer en Washington acordaron también “implementar un plan de acción” para frenar el consumo de fentanilo.

En el encuentro, presidido por el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, y el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, decidieron ampliar la “inversión en las instituciones de salud pública, seguridad, derechos humanos y justicia”, detalló el comunicado.

También se comprometieron a “frenar el consumo y tráfico de drogas sintéticas, específicamente el fentanilo y la metanfetamina”, algo que preocupa mucho a Washington, y firmaron un memorándum para intercambiar información sobre la importación de productos químicos.

Además del tema de las drogas, Estados Unidos y México pactaron la elaboración de un informe conjunto para “identificar rutas, organizaciones y tácticas utilizadas para traficar armas”, un fenómeno que preocupa al Gobierno mexicano.