Un centro nocturno de Playa Vicente, de nombre The Oyster, adornó su entrada con bolsas negras en forma de cuerpos humanos, lo que ocasionó un operativo por parte de la Fiscalía General del Estado de Veracruz.

La decoración simulaba cuerpos colgados con un charco de sangre artificial. Se trata de una iniciativa de los propietarios como parte de las fiestas de Halloween y Día de Muertos. Las autoridades, sin embargo, mantienen asegurado el inmueble.

A través de un video que circula en redes sociales, se observan dos bolsas negras colgando en las paredes. “Cada mes, el entorno del bar cambia de acuerdo con la fecha más conmemorativa, como ejemplo, en septiembre adornamos todo con banderas. Ahora quisimos hacerlo de Halloween“, explicó vía telefónica una de las trabajadoras.

Explicó que los cuerpos se formaron con papel y la sangre es pintura, aunque aún no estaba completo el adorno, pues aseguro que colocaría calaveritas y un ataúd de madera.

A pesar de que todo se trató de una decoración, el establecimiento fue asegurado por elementos de la fiscalía veracruzana, lo que podría llevar a la clausura del establecimiento.

“Hoy se iba a aclarar que es un simple adorno, pero ya no nos dejaron hacerlo. Nosotros quisimos mezclarlo con cosas de terror, pero ya se bajaron las bolsas. Dependerá de lo que diga la fiscalía. Nos van a poner una sanción o incluso nos pueden clausurar el bar”, explicó la mujer.

Playa Vicente, un municipio que ha sido marcado por la inseguridad

A pesar de que algunos usuarios tomaron esta iniciativa con buen humor, hubo quienes criticaron a los responsables del bar, bajo el argumento de que es una burla al nivel de inseguridad que se vive en aquella zona.

Playa Vicente es considerado un municipio en disputa por grupos criminales, entre ellos el de “Los piñas”.

Uno de los hechos que atrajo la atención de medios de comunicación fue el hallazgo de fosas clandestinas al interior de un rancho, ubicado en la cabecera municipal. Se hablaba de al menos de una docena de cuerpos sepultados.

Aun así, los responsables del bar criticaron el actuar de la fiscalía, pues aseguraron que solo se trató de un adorno. En tanto, las bolsas ya fueron retiradas y se espera la determinación de las autoridades.

“Nunca fue con una intención maliciosa, solo fue para llamar la atención“, externó.

A través de un breve comunicado, el ayuntamiento negó que se trate de hechos violentos y que todo fue producto de una broma.