El uso prolongado de dispositivos electrónicos como la computadora, celular, tableta, entre otros, han ocasionado en los últimos años un incremento de padecimientos visuales como la miopía y el síndrome de ojo seco en niños y jóvenes

El aumento de miopía se está presentando en rangos de edad en donde anteriormente no era común, a menos de que fuera un proceso hereditario, ya que la miopía es el único defecto refractivo que puede ser heredado, el cual se detectaba a tiempo y se empezaba a trabajar en ello. 

Mirna Cristina Vallejo Cervera, jefa de Salud Visual en la asociación “Ver Contigo”, explica que la miopía y las miopías altas, pueden llevar a una patología denominada miopía magna o bien, generar un desprendimiento de retina y al no haber retina no hay visión. 

El abuso de aparatos electrónicos, el no manejar una distancia correcta para visión cercana, mantenerse en espacios cerrados, hacen que el músculo del enfoque o el encargado del enfoque que es el cristalino, no pueda hacer su función de manera adecuada, debido a que se mantiene por mucho tiempo poniendo aumento y al poner aumento engorda y se tensiona

Cuando ya estuvieron cinco horas o toda la jornada laboral en visión cercana sin poder relajar ese músculo, cuando quieres ver de lejos el músculo que es el cristalino, no quita el aumento entonces a la distancia se ve borroso”. 

Señala que lo mismo pasa con la exposición constante a la luz azul, la cual también puede alterar de esa forma la respuesta quetiene en sus conos para poder determinar esa luz azul, es por eso importante que se evalúe adecuadamente.

Al inicio de “Ver Contigo”, hace 20 años, recuerda que se hablaba mucho de la retinopatía diabética, padecimiento que se veía muy lejano, ya que solo se presentaba en personas de 60 o 70 años de edad, pero actualmente lo están presentando personas de 40 años ya con una discapacidad visual o ciegos. 

Asegura que la constante en la población sigue siendo la discapacidad visual y retinopatía prematura, es por eso, la importancia de realizar una detección y evaluación oportuna, sobre todo en los niños que van que van entrar al preescolar y primaria, por lo menos una vez al año. 

Es importante que se haga una muy buena evaluación optométrica funcional para determinar si ese niño viene con habilidades visuales maduras para la lectoescritura, que vengan con unas buenas habilidades oculomotoras, acomodativas que le permitan su relación de la visión con su cuerpo y pueda proyectar trazos y entender lo que ve”. 

En los niños menores de 5 o 6 años, la patología que se está presentando, es la del síndrome del ojo seco, lo que es generado porque dejan de parpadear al estar frente a pantallas de teléfonos celulares por tiempos prolongados. 

El niño tiene que usar su cuerpo para el desarrollo de habilidades, que no nada más es la agudeza visual pueda madurar y puedan llegar a escolarizarse para lograr el aprendizaje pero a través de todo su desarrollo óptimo. 

Cuando ya estuvieron cinco horas o toda la jornada laboral en visión cercana sin poder relajar ese músculo, cuando quieres ver de lejos el músculo que es el cristalino, no quita el aumento entonces a la distancia se ve borroso”.

Es importante que se haga una muy buena evaluación optométrica funcional para determinar si ese niño viene con habilidades visuales maduras para la lectoescritura, que vengan con unas buenas habilidades oculomotoras, acomodativas que le permitan su relación de la visión con su cuerpo y pueda proyectar trazos y entender lo que ve

Todo va unido, si nosotros vemos a lo lejos y estamos cambiando de visión cercana a visión lejana, estamos haciendo un parpadeo normal que es el que hace que se nutra la parte de la córnea que es el lente más poderoso que tenemos en el ojo”. 

Explica que la lágrima cae con sus tres componentes que esagua, aceite y moco que es lo que hace que se mantenga la lágrima el tiempo suficiente para lubricar, que al estar constantemente con la visión cercana, provoca el ojo seco.

Importancia de la evaluación

Los especialistas que evalúan, son el optometrista y el oftalmólogo en caso de haber alguna patología, que se deriva al especialista que va a poder dar un tratamiento. En el caso de los optometristas, pueden recetar gotas para el tratamiento de algunas alteraciones ya sea conjuntiva, entre otras, pero es el oftalmólogo el que va a dar el tratamiento en caso de que exista una patología.

Dentro de la rama de la optometría, se pueden detectar diversos padecimientos con los diferentes instrumentos que se cuentan, pues existen ópticas dedicadas como negocio a la venta de lentes, sin embargo el examen que se hace es solo frente a una máquina que solo mide la agudeza visual y que no siempre es la correcta, además de que no va a detectar si se tienen anomalías en ambos ojos, en la acomodación, en la producción de lágrimas, entre otras. 

“Un licenciado en optometría va a evaluar y solamente va a poner lentes en caso de que se necesite, con el material adecuado que se necesite y va a poder referir a alguna de las especialidades de la optometría si se requiere de algún tipo de técnica para la mejor condición visual, manejo de contextos o para el trabajo”. 

Si un paciente ya cuenta con alguna patología, debe ser referido al área de visión baja para llevar una rehabilitación como tal, que la mayoría de las veces no se hace. 

La especialista, manifiesta que desde que el niño está pequeño se puede evaluar para evitar que cuando llegue a la edad escolar no empiece a manifestar anomalías y sea etiquetado como inquieto o con bajo coeficiente intelectual, que puede haber los casos, pero la gran mayoría es porque hay alguna alteración en las habilidades visuales que está frenando el aprendizaje. 

Reiteró que lo más importante es realizar una evaluación optométrica que pueda determinar si es una miopía o pseudomiopía y cómo se va a trabajar en esos dos aspectos, pues existen diversos tratamientos que pueden frenarlo si se detecta a tiempo.