Por órdenes del exgobernador Ney González Sánchez, la alcaldesa de Tepic, Geraldine Ponce, pretende construir un estacionamiento bajo la plaza principal de Tepic, lo que constituye un atentado y una falta de respeto a los edificios históricos de la ciudad 

Los tepicenses y los diputados en voz de su presidenta Alba Cristal Espinoza, repudian esta “salvaje” iniciativa de Geraldine, considerándola una acción irresponsable tomar una decisión tan importante por medio de likes en las redes sociales 

Por: Verónica Ramírez 

Tepic, Nayarit.- Domingo 16 de octubre del 2022.- Tepicenses alzan la voz y señalan que el ex gobernador Ney González Sánchez, quien aseguran es realmente el que gobierna el ayuntamiento de Tepic a través de su marioneta Alejandro Galván Araiza, que a su vez solo transmite órdenes a la alcaldesa Geraldine Ponce, es quien realmente quiere a través de algún prestanombre apropiarse del corazón de Tepic, el más valioso terreno de la capital, la plaza principal para hacer millonario negocio a su favor.

Sobre quien va a realizar la obra pública privada se manejan muchos nombres, entre estos, quien se presume construyó el estacionamiento doble piso de la Plaza Bicentenario, un tal Senderos, también se manejan los apellidos Menchaca, Sánchez Ibarra y Real, entre otros, habría que ver exactamente quienes podrían estar confabulados a través de Alejandro Galván con el ex gobernador Ney González Sánchez para hacer jugoso “negocio”, señalan ciudadanos a través de las redes sociales. Y quien tiene la información son los regidores y regidoras que en estos momentos deben salir a dar la cara para que se transparente este asunto tan delicado que ha provocado que, hasta la líder del Congreso, Alba Cristal Espinoza Peña alce la voz en la tribuna públicamente a la Presidenta municipal de Tepic, Geraldine Ponce un diálogo abierto porque dijo, “la capital del estado merece mayor seriedad, merece que realmente se tomen cartas en el asunto en los escenarios que la sociedad demanda”.

Citó que la Plaza de Armas de Tepic ocupa el lugar número 50 por su importancia en la historia nacional porque alberga no solamente los edificios más antiguos del siglo XVI sino que cada vez que se hace alguna modificación se han encontrado restos prehispánicos, preclásicos y clásicos, lo que conlleva a que se haga un estudio profundo acerca de cualquier por modificación que se haga por más mínima que ésta sea.

Y le exigió a la presidenta municipal de Tepic, Geraldine Ponce, respeto por el Centro Cultural más importante de Nayarit.

Y le dice que esto no es una consulta de likes, esto, no es una consulta de popularidad, esto es una cosa seria porque Nayarit y Tepic lo merecen.

Pidió a la Presidenta que tenga a bien escuchar las inquietudes no solamente de los comerciantes sino ahora también de los diputados y diputas que los apoyarán.

La CANACO y comerciantes del Centro Histórico de Tepic se pronunciaron en contra de este proyecto que a todas luces es inviable además que atentaría contra edificios históricos que tienen que ser defendidos por INAH. 

Si ya de por sí por la calle Veracruz hay edificios históricos que están clausurados porque existe el riesgo de venirse abajo de un momento a otro. Está el edificio de la Bola de Oro con profunda historia.

El Portal Bola de Oro, o ex Hotel de La Bola de Oro, marca la historia de uno de los hoteles más antiguos de México, como así lo ha comentado en sus libros el historiador Pedro López González. La historia de la familia que construyó la base de esta edificación es casi un capítulo en la historia de Nayarit, por la variedad de personajes y culturas que confluyeron a este lugar, ubicado hoy por la calle Lerdo, entre Mérida y Veracruz. Desde mucho antes de 1800 ya vivían aquí familias de origen español. De principio, -se nos relata-, se trataba de una amplia residencia.

Debido a la vastedad de datos y vestigios surgidos de los arraigados en Tepic de ese entonces, los investigadores han decidido darle origen al Portal de La Bola de Oro en 1786, año en que el propietario Pablo Antonio de Santa María y Rentería, había concluido con las dos plantas y los portales.

No es hasta 1840 en que “por iniciativa del comerciante tepiqueño don Alejandro Santa María y Chorroco, la antigua y hermosa finca de sus padres se convirtió en hotel, convirtiéndose en el principal establecimiento de su tipo en todo el continente americano”, nos narra López González.

Para abreviar, el Hotel Bola de Oro es un cúmulo de memorias del Tepic del auge de viajeros de varias nacionalidades. Aquí se hospedaron los más célebres personajes que hacían el tránsito de Guadalajara a San Blas y viceversa. Aquí despacharon muchos jefes políticos. Aquí se cocinaba la acción social de la región tepiqueña en el siglo XIX. Tuvo servicios de restaurante, baños, habitaciones, patios jardinados, diligencias, juegos de salón, y terminal de diligencias, lo que lo hacía un lugar de descanso y hasta de recreo, muy apreciados por la elite de su tiempo.

Las voces de los nayaritas señalan que es totalmente falso que en el Centro histórico de Tepic no haya estacionamiento. Aseguran que según datos en poder del Instituto Municipal de Planeación de Tepic, hay un poco más de 1,600 cajones destinados al aparcamiento de vehículos tan sólo en el Centro

Hay quienes manifiestan que necesita algo que solucione el problema de la vialidad en el centro y tenemos el espacio que ocupaba el estadio de Béisbol queda perfecto con servicio de transporte a la Plaza de Armas, a Palacio de Gobierno y al lugar donde se construirá la Plaza de las Artesanías, además es tiempo que haya servicio público que sea adaptado para las personas con alguna discapacidad y que el centro histórico se modernice para que haya espacios que les permitan mayor movilidad.

Hay quienes se preguntan, ¿por qué destruir el arte, la cultura, la vegetación de nuestros espacios públicos, su arquitectura, pero sobre todo nuestra historia? 

 “No es la primera ocasión que ese tema se pone sobre la mesa, ni tampoco será la primera ocasión que será rechazada como así ha ocurrido con anterioridad”, los cajones del estacionamiento privados existentes en el centro histórico de nuestra capital son a la fecha suficientes para la demanda requerida e incluso esa demanda poco a poco disminuye, con la apertura de grandes tiendas comerciales. 

Hay quienes mencionan que hace 30 años el INAH rechazo el dictamen para modificar y construir en la plaza de armas, ello por las afectaciones que pudiera generar ya que tiene a su alrededor edificios construidos desde el siglo XVI, encontrándose debajo de la plaza vestigios de culturas prehispánicas que habitaron hace más de dos mil años; Además qué es de las 50 plazas más históricas del México moderno.