Tanto Boris Johnson como Rishi Sunak deben conseguir 100 votos de los legisladores conservadores antes del lunes y con ello entrar a la competencia por ocupar el cargo de primer ministro

Boris Johnson y su exministro de Finanzas Rishi Sunak lideran la nómina de posibles aspirantes a sustituir a la primera ministra británica Liz Truss, mientras buscan apoyos para convertirse en el nuevo líder del Partido Conservador en un proceso por vía rápida.

Truss, elegida por los miembros del partido para suceder a Johnson después de su destitución por sus correligionarios conservadores en julio, renunció el jueves tras seis turbulentas semanas en el poder.

Los aspirantes a sustituirla deben conseguir 100 votos de los legisladores conservadores antes del lunes para presentarse a una competencia en la que el partido espera restablecer su maltrecha fortuna.

Los sondeos sugieren que los conservadores quedarían prácticamente aniquilados si se celebrasen ahora unas elecciones nacionales, por lo que la carrera está en marcha para convertirse en el quinto primer ministro británico en seis años. Los comicios no están previstos hasta dentro de dos años.

El ganador se anunciará el lunes o el viernes de la próxima semana.

En lo que sería un extraordinario regreso, Johnson, que sigue siendo popular entre los miembros de su partido, ha sido presentado junto a Sunak como un candidato probable.

Puede volver a darle la vuelta a la situación otra vez. Y estoy seguro de que mis compañeros escuchan ese mensaje alto y claro”, dijo el parlamentario conservador Paul Bristow en la radio LBC.

“Boris Johnson puede ganar las próximas elecciones generales”.

No obstante, Johnson, que dejó el cargo comparándose con un dictador romano llevado al poder en dos ocasiones para luchar contra las crisis, podría no alcanzar el umbral de los 100 votos de legisladores después de que sus tres años de Gobierno se vieran salpicados por escándalos y acusaciones de mala conducta.

Uno de sus antiguos asesores, que ya no se habla con Johnson y pidió permanecer en el anonimato, dijo que es poco probable que alcance el objetivo, ya que se había alejado de decenas de conservadores.

Will Walden, que también trabajó para Johnson, dijo que el ex líder está regresando de sus vacaciones y haciendo sondeos.

El secretario de Defensa, Ben Wallace, se autodescartó y dijo que se inclina por respaldar a Johnson, que llevó al partido a una amplia mayoría en las elecciones nacionales de 2019.

Sunak, el ex analista de Goldman Sachs que se convirtió en ministro de Economía justo cuando la pandemia del COVID-19 llegó a Europa, es el favorito en las casas de apuestas, seguido por Johnson.

La tercera clasificada es Penny Mordaunt, una exministra de Defensa muy popular entre los miembros del partido que quedó en tercer lugar la última vez. Ninguno ha declarado formalmente su candidatura.

Un recuento de Reuters de los legisladores conservadores que han hecho declaraciones públicas de apoyo sitúa a Sunak con 54 apoyos, a Johnson con 29 y a Mordaunt con 16.