Desde España, la empresa Halo Space tiene una propuesta al más puro estilo de la imaginación de Julio Verne. Aquí todos los detalles.

El turismo espacial parece ser uno de los negocios más atractivos del futuro y los grandes empresarios están compitiendo por ver quién tiene la mejor apuesta. Por ejemplo, el polémico Elon Musk quiere montar un hotel rodante para hacer recorridos en Marte. Ahora, desde España la empresa Halo Space tiene una propuesta al más puro estilo de la imaginación de Julio Verne.

Se trata de una especie de globo aerostático que transporta una cápsula especial en la cual pueden viajar hasta ocho pasajeros más un piloto por viaje. Este artefacto tiene ventanas panorámicas que permiten vistas de 360 grados de la Tierra mientras se encuentra a una altura de hasta 40 kilómetros.

Para poner a prueba la viabilidad del proyecto, Halo Space tiene previsto hacer un recorrido en la tercera semana de diciembre en las instalaciones de globos del Instituto Tata de Investigación Fundamental (TIFR), situado en Hyderabad, India.

Sabemos que estas pruebas son fundamentales para detectar aciertos y posibles errores, sobre todo en planes tan ambiciosos como éste.

El prototipo se elevará algo más de 35 kilómetros en la estratosfera (la segunda capa de la atmósfera terrestre) durante unas seis horas antes de regresar.

“En el proceso, validaremos los algoritmos de simulación de vuelo, probaremos la comunicación entre la cápsula y el control de vuelo, así como recogeremos miles de puntos de datos de los sensores instalados en la cápsula”, dijo Carlos Mira, director general y fundador de Halo Space.

Halo Space afirma que sus cápsulas presurizadas ascienden sin emisiones de CO2, lo que las convierte en “la forma más ecológica de visitar el espacio”.

Una vez que todo esté listo, la empresa tiene paneado que los viajes inicien en algún punto de 2025. Otro de los planes es instalar bases de vuelo en cuatro continentes para que personas de casi todo el planeta tengan acceso a estos viajes.