La actriz rusa celebró en traje de baño y en un yate su cumpleaños número 30; su novio brilló por su ausencia

Irina Baeva llega a los 30 años, celebró en Qatar y lejos de Gabriel Soto, la actriz rusa compartió en sus redes cómo festejó su cumpleaños, pero lo que más llamó la atención de los cibernautas fue la peculiar felicitación de su pareja.

En traje de baño y con pastel, fue como Irina agradeció otro año de vida, divertida y sonriente es como se muestra en una serie de videos que colgó en su Instagram. 

En los videos, se esperaba ver a su novio Gabriel Soto, pero éste no apareció en ningún momento, sólo la actriz con amigos disfrutaron del festejo.

¿Qué pasó con Gabriel Soto?

El actor Gabriel Soto, quien se encuentra grabando en México la telenovela “Mi camino es amarte” , felicitó a su novia a través de una publicación en Instagram que desató nuevamente la versión de que la pareja no estaría pasando por su mejor momento. 

Ya desde hace meses se dice que algo ocurre entre Irina y Gabriel, pues ya no publican fotos como antes lo hacían, además de que no han sido captados juntos.

Esto, sumado a que la boda se ha pospuesto en varias ocasiones, ha provocado que se especule que la relación estaría en crisis, más ahora, tras la fría y poco romántica felicitación de Soto. 

El actor mexicano posteó una foto del rostro de Irina y escribió:

“Birthay girl. Que esta vuelta al sol esté llena de bendiciones, salud, amor y muchos éxitos. El resto te lo digo en persona ya en unos días @irinabaeva”, este mensaje acompañado de unos emoticones mandando besos y sonriendo. 

La escueta felicitación, sin un “te amo” o alguna palabra amorosa, como se vio en pasadas publicaciones, está dando de qué hablar entre los cibernautas; Irina agradeció el mensaje de Gabriel, y ella sí escribió un “te amo”. 

Irina no menciona a Gabriel Soto

En su mensaje de agradecimiento por un año más, Irina Baeva brindó por lo vivido, pero no mencionó a Gabriel Soto.

“Este año literal me tocó celebrar mi cumple arriba del avión pero así pasa cuando sucede. Y sí, al principio estaba un poco triste pero pensándolo bien y haciendo el recuento de los últimos 10 años no puedo estar más feliz y agradecida con la vida. Tantos errores y aciertos, logros y experiencias, tantos aprendizajes me llevan a ser hoy la mujer que soy. And I’m so proud of myself. Del ser humano que soy, del camino que he recorrido, de los sueños que he cumplido, y, sobre todo, con tantas cosas por delante. Dicen que los 30 es la mejor etapa de la vida. So 30s, LET’S DO IT!”, se lee.