AMLO subrayó que en su administración está bien marcada la línea entre autoridades y la delincuencia.

López Obrador rechazó que Manuel Espino, excomisionado del Servicio de Protección Federal, le haya propuesto pactar con el crimen organizado para pacificar al país.

El presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), descartó cualquier diálogo por parte de su Gobierno con la delincuencia organizada; afirmó que no hay acuerdo ni pacto.

Nosotros hemos definido una política de cero corrupción y cero impunidad y en el caso del combate a la delincuencia, tanto a la llamada delincuencia organizada como a la delincuencia de cuello blanco, no hay ningún acuerdo, ningún pacto”, puntualizó AMLO en su conferencia mañanera realizada desde Baja California Sur.

López Obrador subrayó que en su administración está bien marcada la línea entre autoridades y la delincuencia.

Está bien pintada la raya, la frontera, una cosa es la autoridad y otra cosa es la delincuencia. Cuando ya no hay frontera, como sucedía antes, es caos”, refirió.

El Presidente de México aseguró que en durante el sexenio de Felipe Calderón (2006-2012), el secretario de Seguridad Publica, Genaro García Luna, tenía el compromiso de proteger a una organización de la delincuencia organizada.

Que esperanzas, si la delincuencia estaba metida en el gobierno. Cuando no existe esa separación, cuando no se sabe dónde termina la delincuencia y donde empieza el gobierno, no hay ninguna posibilidad de que las cosas mejoren”, dijo.

Afirmó que durante el sexenio de Calderón el acuerdo era proteger a unos grupos y perseguir a otros.

López Obrador aseguró que en su gobierno nunca se van a dar ese tipo de acuerdos.

Nunca va a pasar de que se va a dar protección o se va a a tolerar a quienes cometen delito, cero impunidad sea quien sea. Lo he dicho muchas veces mis amigos, mis compañeros, mis familiares, todos tienen que rendir cuentas”, señaló.

Finalmente, AMLO rechazó que Manuel Espino, excomisionado del Servicio de Protección Federal, le haya propuesto pactar con el crimen organizado para pacificar al país.

No me hizo ningún planteamiento de eso y yo estimo mucho a Espino, lo que pasa es que no lo quieren los conservadores ni la prensa conservadora porque resulta que Espino era presidente del PAN y se ha dedicado en los últimos tiempos a decir la verdad de como engañaron Fox y Calderón, entonces, le tienen un coraje”, declaró.