La obra está a cargo de la empresa Kansas City Southern y se prevé que concluya a finales de 2024; tendrá 350 metros de largo.

La empresa Kansas City Southern (KCS) arrancó la construcción en ambos lados de la frontera entre México y Estados Unidos de un segundo tramo ferroviario en el Puente Internacional que atraviesa el Río Grande desde Laredo, Texas, hasta Nuevo Laredo, Tamaulipas, que impulsará el comercio en ambos países.

Este nuevo puente se construirá junto al puente existente y se estima que se terminará a finales de 2024.

“Una vez finalizado, el segundo tramo del Puente Internacional mantendrá Laredo-Nuevo Laredo como centro del comercio de Norte América y hará que este vital corredor comercial T-MEC sea más fluido y seguro, y aliviará la congestión del tráfico en Laredo y Nuevo Laredo”, destacó el presidente y CEO de KCS, Patrick J. Ottensmeyer, acompañado del jefe de la Unidad para América del Norte, Roberto Velasco.

A través de un comunicado conjunto las secretarías de Relaciones Exteriores y Comunicaciones, Infraestructura y Transportes señalaron que esta inversión privada en infraestructura, junto con la combinación propuesta de Canadian Pacific y KCS, pendiente de aprobación regulatoria, conectará a los clientes de ambos lados de la frontera con nuevos mercados, mejorará la competencia en la red ferroviaria de Estados Unidos e impulsará el crecimiento económico en todo Norteamérica.

Este nuevo puente internacional incluye la construcción de una estructura en el derecho de paso aproximadamente a 10 metros del puente existente, lo que permitirá que los trenes operen en ambas direcciones al mismo tiempo. 

El puente tendrá aproximadamente 350 metros de largo. Los equipos de construcción de Estados Unidos y México trabajarán simultáneamente en cada lado de la frontera internacional para completar el proyecto. 

El proyecto también incluirá la renovación del actual edificio del Departamento de Seguridad Nacional/Protección Fronteriza de Estados Unidos en Laredo y la reconstrucción de un edificio de seguridad de operaciones de KCS en Nuevo Laredo.

Actualmente, el puente que opera es de una sola vía y es el único que cruza el Río Grande uniendo a Laredo y Nuevo Laredo.

Aunque se tenía el permiso de construcción por parte del gobierno de los Estados Unidos desde julio de 2020 se debieron tramitar, además, autorizaciones por parte de México al tiempo de desarrollar los proyectos de ingeniería y diseño del proyecto

Durante el evento en la frontera común estuvieron presentes Oscar Del Cueto, presidente de Kansas City Southern de México; la alcaldesa de Nuevo Laredo, Carmen Lilia Canturosas; Manuel Gómez Parra, director general de Desarrollo Ferroviario y Multimodal de la SICT; el general Mario Alberto Martínez Verduzco, Jefe del Estado Mayor de la VI Región Militar; y José Abugaber, presidente de la Concamin