El alcalde tapatío, Pablo Lemus, señaló que un evento de esta magnitud en la ciudad sería de gran beneficio para la metrópoli y la pondría en el escaparate internacional

Tras el anuncio del Gobierno Federal de impulsar ciudades mexicanas como sede de los Juegos Olímpicos, ya sea para el año 2036 o 2040, el presidente municipal de Guadalajara, Pablo Lemus, afirmó que la ciudad sí pugnará por convertirse en sede de la justa deportiva y que puede ser beneficioso para la metrópoli.

A decir del edil, el desarrollar una justa no tiene por que implicar endeudamiento como ocurrió en 1968 cuando la Ciudad de México fue sede. De momento, el canciller Marcelo Ebrard no ha mencionado cuál de las urbes mexicanas podría convertirse en sede.

“Ahora la mayor parte del financiamiento para la infraestructura y promoción lo ponen los patrocinadores y lo ponen también digamos empresas relacionadas con el Comité Olímpico Internacional. Es muy poco digamos la inversión federal y estatal”, explicó el alcalde Lemus al defender el tema.

Lemus mencionó que sería favorable para la ciudad una justa deportiva de esta magnitud.