La policía capitalina mencionó que Jesús “N” ingresó al Reclusorio Norte el pasado 25 de junio por el delito de feminicidio y se encontraba bajo la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) negó categóricamente cualquier señalamiento de corrupción y soborno sobre el caso de Jesús “N”, quien murió en el Reclusorio Norte el pasado 4 de octubre.

Lo anterior después de que se señalara que Jesús “N” había pagado para dejarlo salir de prisión y estar en su casa.

La policía capitalina mencionó que la persona señalada ingresó al Reclusorio Norte el pasado 25 de junio por el delito de feminicidio y se encontraba bajo la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, impuesta por un Juez de Control.

Asimismo, tenía el diagnóstico de hipertensión arterial sistémica, por lo cual llevaba un tratamiento médico. El día 11 de septiembre fue trasladado al Hospital General Ticomán debido a un infarto al miocardio”, señaló la dependencia en un comunicado.

Tras recuperarse y regresar al centro de reclusión, el 4 de octubre, Jesús “N” dijo sentirse mal y fue atendido en la unidad médica de dicho centro, donde se le brindaron las atenciones para reanimarlo.

A las 10:45 horas fue diagnosticado sin signos vitales, cuyo deceso fue certificado por la doctora adscrita al centro penitenciario, lo cual consta en los informes médicos correspondientes.

Cabe destacar que desde la transferencia de la Subsecretaría de Sistema Penitenciario a esta dependencia se realizan acciones para fortalecer las medidas de seguridad y vigilancia en los centros penitenciarios, donde de manera periódica se realizan despliegues de supervisión para evitar cualquier acto delictivo”, se indicó.

Asimismo, mencionaron que se han ampliado las estrategias de reinserción social que enmarca el artículo 18 constitucional, cuyos ejes son la salud, la educación, el deporte, el trabajo y la capacitación para el mismo.