Celso, Rigo, “El Tigre” Toño, Ney, Roberto y Toño Echevarría García, ´podrían ir 30 años a la cárcel por autorizar prestaciones “exclusivas” a Águeda y por firmar contratos laborales con el SUTSEM, a sabiendas de que dicho sindicato “NO EXISTÍA LEGALMENTE” ante el Tribunal y la Junta de Conciliación y Arbitraje, desde 1978 hasta el 2022. 

Por Servio Tulio Berumen 

Tepic, Nayarit; sábado 5 de noviembre del 2022.- Los últimos siete exgobernadores de Nayarit, Don Emilio M. González, Celso Delgado, Rigoberto Ochoa, Antonio Echevarría Domínguez, Ney González, Roberto Sandoval y Toño Echevarría García, podrían ser castigados hasta con 30 años de cárcel por haber autorizado cientos de millones de pesos del gobierno del estado a Águeda Galicia Jiménez y al Sindicato del SUTSEM, a sabiendas de que dicho sindicato “NO EXISTÍA LEGALMENTE POR NO TENER REGISTRO” ante el Tribunal y la Junta de Conciliación y Arbitraje, desde 1978 hasta el 2022.

Por lo que técnicamente, los siete exgobernadores nayaritas, incurrieron en los presuntos delitos de desviación de recursos públicos, fraude, operación con recursos de procedencia ilícita, coalición de servidores públicos, delincuencia organizada y abuso de autoridad, delitos por los cuáles podrían alcanzar una penalidad hasta de 30 años de cárcel. 

Sin embargo, hay que aclarar, que los exgobernadores no son los únicos responsables, ya que, de acuerdo al deslinde de responsabilidades, en total son más de 2 mil 877 servidores públicos los que están involucrados en el multimillonario megafraude cometido por Águeda Galicia y el Sindicato “ILEGAL” del SUTSEM, contra las arcas públicas del Estado, entre ellos: 

7 exgobernadores, 12 Secretarios Generales de Gobierno, 420 diputados, 280 presidentes municipales, 280 Síndicos y mil 890 regidores, quiénes aprobaron en sesiones legislativas y sesiones de cabildo, los Convenios Colectivos Laborales con el Sindicato “ilegal” del SUTSEM.  

Ya que hay que recordar, que el líder del Sindicato del SITEM, Joel Murgo Huerta, demostró públicamente en fechas recientes ante los ojos del pueblo, del Gobierno del Estado y de la Fiscalía de Nayarit, con dos expedientes de razón de cuenta debidamente certificados por las autoridades laborales del estado, que “EL SINDICATO DEL SUTSEM NO EXISTE Y NUNCA HA EXISTIDO LEGALMENTE DESDE 1978 HASTA EL 2022 EN NAYARIT”. 

El primer expediente de razón de cuenta, fue expedido por el Secretario de Acuerdos del Tribunal de Conciliación y Arbitraje, Saúl Macarena Hernández, el 22 de noviembre de 1999, quién, señaló textualmente: “Tras revisar los libros de registro que obran en poder de éste Tribunal, a partir del año de 1987 a la fecha; “NO SE ENCONTRÓ REGISTRO ALGUNO DEL SINDICATO DEL SUTSEM, NI ESTATUTO INTERNO DEL MISMO”.

Mientras que el segundo expediente, que fue certificado por el Presidente del Tribunal de Conciliación y Arbitraje, César Miguel Fregoso Amezcua, en el tercer año de gobierno de Roberto Sandoval Castañeda, sentenció lo siguiente: 

“Procedemos a certificar que dentro del expediente de registro 01/1978 del Sindicato del Sutsem: NO EXISTE acta de la asamblea constitutiva; NO EXISTE padrón de socios original a la fecha que fue constituido el sindicato y NO EXISTE acta de sesión en la que fuera electa la directiva sindical, ni copia autorizada de la misma”. 

Esto, lo sabían los siete exgobernadores nayaritas y aun así se atrevieron a firmar, no sólo, los contratos colectivos de trabajo con el Sindicato del SUTSEM, sino que también le autorizaron cantidades millonarias por “favores” electorales a Águeda Galicia Jiménez, a través del concepto: “Prestaciones Exclusivas al Sindicato del SUTSEM”. 

Para darnos una idea de las cantidades millonarias que le daban los exgobernadores y exalcaldes “PRIANISTAS” a Águeda Galicia Jiménez, basta citar dos ejemplos: 

El Exgobernador, Ney González Sánchez, le autorizó a Águeda Galicia, en la firma del Convenio Laboral del 2010, más de 20 millones de pesos anuales por concepto de “Prestaciones Exclusivas”. 

Mientras que el exgobernador, Roberto Sandoval y los Presidentes Municipales, le autorizaron por el mismo concepto en el Convenio Colectivo Laboral 2013, más de 34.5 millones de pesos anuales.  

Es decir, que del 2010 al 2013, la lideresa del Sindicato “ilegal” del SUTSEM, Águeda Galicia, en tan sólo tres años aumentó en 14.5 millones de pesos sus “favores” electorales al gobernador y a los presidentes municipales en turno, lo que demuestra la enorme voracidad y el profundo amor que le tiene la lideresa sindical al dinero de los nayaritas.