La modelo de 27 años anunció en Instagram que desactivó su perfil de Twitter por ser un ‘pozo de intolerancia’

Desde que Elon Musk compro Twitter, la polémica no ha hecho más que crecer.

Y es que aunque el multimillonario asegura que quiere garantizar la libre experesión, muchos aseguran que sólo se convertirá en una red de odio, una de ellas es Gigi Hadid.

La modelo mostró su molestia en Instagram luego de que Musk le reactivara la cuenta a Kanye West, la cual había sido desactivada por comentarios antisemitas y racistas.

La modelo de 27 años anunció en Instagram que desactivó su perfil de Twitter por ser un ‘pozo de intolerancia’.

Durante mucho tiempo, pero especialmente con su nuevo liderazgo, se está convirtiendo cada vez más en un pozo negro de odio e intolerancia, y no es un lugar del que quiera ser parte”, escribió Hadid.

La socialité aseguró que no es una plataforma segura para nadie.

No puedo quedarme, no es un lugar seguro para nadie, ni una plataforma social que hará más bien que mal”.

Junto a su declaración, publicó el tuit de la consejera de derechos humanos Shannon Raj Singh sobre los despidos en Twitter. Los recortes, que se produjeron después de la controversial compra de la empresa por 44 mil millones de dólares.