Si bien el cigarro avalado para su venta contiene más de cuatro mil sustancias químicas dañinas para la salud, el pirata incrementa la posibilidad de enfermedades y una muerte prematura al no especificar de qué productos está hecho, así lo consideraron especialistas en la materia.

La representante nacional de la Sociedad de Neumología y Cirugía de Tórax, María Angélica Ocampo, explicó que diversos análisis de sustancias de los cigarros apócrifos arrojan la presencia de aserrín, residuos humanos, heces de animales y hasta basura previamente quemada.

Tenemos que recordar que todo lo que es ilícito puede llevar sustancias químicas que no están autorizadas por una sociedad o por una asociación como la COFEPRIS. Los ilícitos pueden tener sustancias que dañan terriblemente al ser humano hasta llevarlo a la muerte, no sé si más rápido, pero lo lleva a la muerte

La neumóloga explicó que el riesgo de enfermedades graves o muerte a temprana edad dependerá de la genética de cada consumidor, y no de la cantidad de cigarros que fume.

Dijo que todas las enfermedades relacionadas con el pulmón están incluidas en el riesgo por consumo de cigarros apócrifos, además de las cerebrovasculares.

Según la CONCAMIN, el consumo total de cigarros ilegales en México, pasó del 2 al 18.8% del 2011 al 2021, y muchos de ellos son comercializados de manera individual, es decir, como “cigarro suelto”.

La venta por unidad, sin falta de especificación de contenido y al alcance de menores de edad, son actividades señaladas como prohibidas en el artículo 16 de la Ley General para el Control del Tabaco.

“Los venden en todos los semáforos de la república mexicana, de las grandes ciudades en donde están vendiendo el producto las personas y no sabemos si esos cigarros son lícitos o ilícitos. Esto también está contraindicado, no se puede hacer”, señaló la especialista.