Arqueólogos en Italia han encontrado más de dos decenas de estatuas de bronce bellamente conservadas que datan de la época de los antiguos romanos en los baños termales de la Toscana, algo que expertos consideran un hallazgo sensacional.

Massimo Osanna, funcionario del Ministerio de Cultura, lo calificó como uno de los descubrimientos más notables “en la historia del Mediterráneo antiguo” y el más importante desde los Bronces de Riace, un par de antiguos guerreros griegos gigantes encontrados en el mar en 1972.

Las estatuas fueron descubiertas en San Casciano dei Bagni, una ciudad en la cima de una colina en la provincia de Siena, a unos 160 kilómetros al norte de Roma, donde los arqueólogos han estado explorando las ruinas fangosas de una antigua casa de baños desde 2019.

Tabolli dijo que las estatuas, que representan a Hygieia, Apolo y otras divinidades grecorromanas, solían adornar un santuario antes de ser sumergidas en aguas termales, en una especie de ritual, “probablemente alrededor del siglo I d.C.”.

La mayoría de las estatuas datan de entre el siglo II a. C. y el siglo I d. C., un período de “gran transformación en la antigua Toscana” cuando pasó del dominio etrusco al romano, dijo el Ministerio de Cultura italiano en un comunicado.

Las estatuas estaban cubiertas por casi 6 mil monedas de bronce, plata y oro, y las aguas calientes y lodosas de San Casciano ayudaron a preservarlas “casi como el día en que fueron sumergidas”, dijo Tabolli.

El investigador, experto en etruscología y arqueología itálica, dijo que su equipo recuperó 24 estatuas grandes, además de varias estatuillas más pequeñas, y señaló que era inusual que estuvieran hechas de bronce en lugar de terracota.

Tabolli dijo que esto sugería que provenían de lo que llamó un asentamiento de élite, donde los arqueólogos también encontraron “maravillosas inscripciones en etrusco y latín”, que mencionan los nombres de poderosas familias locales, agregó el comunicado del ministerio.