DeSantis ganó con holgura la reelección a gobernador de la Florida, una victoria que, según expertos, lo posiciona como presidenciable

Washington.- El expresidente de Estados Unidos Donald Trump atacó este jueves al gobernador de Florida, Ron DeSantis, acusándolo de ser desleal, después de que el político sureño fuera sumando apoyos entre los medios conservadores como posible candidato electoral para las presidenciales de 2024

En un comunicado, Trump aseguró que su apoyo fue vital para la victoria de DeSantis en las elecciones para el gobierno local de 2018 y que el gobernador está siendo desleal al insinuar que podrá lanzarse como rival para la candidatura a la presidencia del Partido Republicano

Cuando le preguntan a DeSantis si se lanzará como candidato -escribe Trump-, responde que no está pensando en el futuro. “Si hablamos de lealtad o de clase, esa no es realmente la mejor respuesta”, subrayó el comunicado. 

El exmandatario dijo además que le salvó la campaña a gobernador de DeSantis con su apoyo y acusó a los medios de comunicación de conservadores -antaño sus grandes defensores- de estar llevando a cabo un “asalto” en su contra al apoyar al gobernador de Florida como candidato. 

“Esto es igual que en el 2015 o el 2016, cuando Fox News luchó conmigo hasta que gané, y tras eso (cambiaron y) no pudieron ser más amables conmigo”, subrayó Trump. 

Algunos de los principales medios conservadores de Estados Unidos -Fox News, Wall Street Journal o The New York Post- comenzaron desde ayer a dar la espalda al ex mandatario, después de que los republicanos no obtuvieran la victoria que esperaban en las elecciones de término medio

Y a medida que Trump va perdiendo popularidad, DeSantis, quien fue reelegido el martes como gobernador, va ganando favoritismo en las esferas conservadoras. Fox News, el medio favorito de Trump durante años, publicó el miércoles una pieza de opinión titulada “Ron DeSantis es el nuevo líder del Partido Republicano”. 

DeSantis ganó con holgura la reelección a gobernador de la Florida, una victoria que, según expertos, lo posiciona como presidenciable.