La Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés) logró captar en video una “serpiente solar” mientras recorría el campo magnético del Sol, gracias al satélite de observación, Solar Orbiter.

La “serpiente solar” es en realidad una especie de “tubo” de plasma frío suspendido por campos magnéticos en el plasma circundante más caliente de la atmósfera del Sol.

Según la ESA, el plasma en la “serpiente” sigue un filamento particularmente largo del campo magnético del Sol que se extiende de un lado del Sol al otro.

De acuerdo con los expertos, la “serpiente solar” tardó alrededor de tres horas en completar su viaje, lo que significa que el plasma debió haber viajado a una velocidad de 170 kilómetros por segundo.

Los expertos señalan que la “serpiente” es un fenómeno “intrigante”, ya que ésta comenzó en una región solar activa que luego entró en erupción, expulsando miles de millones de toneladas de plasma al espacio. Lo cual, dicen, plantea la posibilidad de que la “serpiente” fuera una especie de precursora de este evento.

Y es que, según los datos del detector de partículas energéticas (EPD) del Solar Orbiter, la erupción fue uno de los eventos de partículas energéticas solares más intensos detectados hasta ahora por el instrumento.

Sin embargo, algo más intrigante es que el plasma de esta erupción, conocida como eyección de masa coronal, barrió la sonda solar Parker de la NASA, lo que permitió que sus instrumentos midieran el contenido de la erupción.