Los primeros informes señalan que los LeBarón manejaban en forma de zigzag, en estado de ebriedad y, al hacerles el alto, supuestamente emprendieron la huida y más adelante fueron detenidos.

Esta mañana, Julián LeBarón Ray, activista, acusó que el crimen organizado fue quien realizó la detención y no la policía municipal de Casas Grandes como se hizo saber, pues tuvo pláticas y entrevistas con habitantes del mencionado municipio.

Julián LeBarón desechó la idea de que estuvieran en estado de ebriedad, al tiempo que acusó que tanto los civiles que los detuvieron como los elementos preventivos les dejaron envases de alcohol en el vehículo para reafirmar esta denuncia.

El activista reiteró la denuncia de corrupción y colusión entre el crimen organizado y las autoridades municipales de la región, pues existen elementos preventivos en esas corporaciones que tienen nexos comprobados con el narcotráfico, al grado que han sido encarcelados por su presunta participación en la masacre de las familias LeBarón, Miller y Langford.

Yo mismo he sido detenido por retenes de civiles armados, auxiliados por integrantes de la policía municipal. De hecho, está detenido el ex director de seguridad pública de Janos y militares que participaron en la masacre en Bavispe”, refirió Julián.

Yo mismo he sido detenido por retenes de civiles armados, auxiliados por integrantes de la policía municipal. De hecho, está detenido el ex director de seguridad pública de Janos y militares que participaron en la masacre en Bavispe”, refirió Julián.

El cuerpo policial de Casa Grandes omitió dar declaraciones al respecto y se limitó a decir que los detenidos habían sido entregados a las autoridades correspondientes.

Este mismo día habrá una primera audiencia para conocer la situación jurídica de los miembros de la familia Le Barón quienes enfrentan el cargo de portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, que presuntamente fue “sembrado”.

A las 12:00 horas, integrantes de la comunidad LeBarón se manifestarán en la sede Poder Judicial de la Federación en Ciudad Juárez para exigir la liberación de sus familiares por la detención ilegal a la que, dicen, fueron sometidos.

No es la primera detención que ocurre

El 7 de agosto, cinco integrantes de la misma comunidad fueron detenidos por elementos preventivos de Casas Grandes y Nuevo Casas Grandes luego que una familiar de los LeBarón solicitó ayuda por el asedio de personas armadas fuera de su casa.

Al lugar acudieron como primeros respondientes Jesi Nefi L. W., Jethro L. S., Joel Nefi L. S., Hiram Nefi L. S. y Nefi Dayer L., quienes fueron detenidos al entrar el municipio de Casas Grandes.

Dos días después, fueron liberados al haberse comprobado la “siembra” de armas de uso exclusivo del Ejército por parte los elementos preventivos, aunque el proceso contra el padre de los detenidos sigue por la portación de rifles para cacería fuera del área permitida.

Julián LeBarón dijo sentirse amenazado de perder la vida en manos de la autoridad por la presunta colusión existente entre los narcotraficantes que controlan el área y los cuerpos preventivos.