El presidente López Obrador destacó la labor de Arturo Zaldívar como presidente de la SCJN

“Yo tengo la mejor opinión” del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), Arturo Zaldívar Lelo de la Larrea, solo que para limpiar de corrupción al Poder Judicial federal es necesario “no cansarse” porque la peste es del tamaño de un monstruo, sostuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al hacer una evaluación de la gestión de Arturo Zaldívar como cabeza del Poder Judicial federal en los últimos cuatro años, el mandatario consideró que se trata de una persona íntegra, honesta y que ha trabajado para mejorar la impartición de justicia en el país.

Sin embargo, al tratarse de estructuras tan viciadas porque los jueces, magistrados y ministros en su mayoría fueron designados en sexenios pasados por el presidente de la república en turno o políticos como Diego Fernández de Cevallos y Antonio Lozano Gracia, es muy difícil que la labor de un solo hombre elimine la corrupción.

“¡Imagínense limpiar eso! Antes eran todos empleados del presidente en turno (…) No generalizo, pero la mayoría tiene esos cargos por influyentísimo. Hay en el Poder Judicial como partidos: los jueces se autoprotegen bajo el criterio de la autonomía.

“¿Conocen ustedes que se haya resuelto de que un juez cometió un delito y esté en la cárcel? Y existe para eso el Consejo de la Judicatura, pero no, ahí no pasa nada es como el castillo de la pureza”, criticó López Obrador.