El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a la población aplicar una “avalancha de votos” a favor de los candidatos al Congreso de la Unión y a la Presidencia de la República, para que no se pueda ningunear al próximo mandatario y así avance la transformación.

En la conferencia mañanera de Palacio Nacional, López Obrador insistió en que el voto parejo para un mismo proyecto es parte de las enseñanzas que está dejando el freno a la reforma electoral que está proponiendo, pues no puede avanzar porque sus legisladores no alcanzan la mayoría calificada.

Aprovecho para decirle a la gente, después no voy a poder hablar de estas cosas, cuando vengan las campañas: No sólo votes por el presidente o por la presidenta, si quieres que haya una transformación o se mantenga la transformación, apóyale también votando por los candidatos al Congreso, porque si no lo van a ningunear.

En el caso de nosotros, ganamos la mayoría, se lo agradezco mucho a la gente, pero para llevar a cabo las reformas constitucionales se requieren dos terceras partes, no mayoría simple. Entonces, hacia adelante tiene que ser una avalancha de votos, independientemente del partido, del candidato, hay que votar por la transformación, por el proyecto de nacion, subrayo

Según López Obrador, para enfrentar a lo que llama el bloque conservador, se requiere no sólo ganar la Presidencia, sino tener mayoría en el Congreso de la Unión

Explicó que esto no significa que una persona tenga el poder absoluto, porque eso sólo pasa en las dictaduras y en México hay un pueblo politizado y consciente que no lo permitiría.

Ya este pueblo cambió, hay una revolución de las conciencias, un cambio de mentalidad. Además, hay dos cosas: una, que mencionan la no reelección”, remarcó.

Ya este pueblo cambió, hay una revolución de las conciencias, un cambio de mentalidad. Además, hay dos cosas: una, que mencionan la no reelección”, remarcó.

El jefe del ejecutivo federal aprovechó para explicar que el mismo poder absoluto se puede enfrentar con dos medidas que están vigentes en el país: la no reelección y la revocación de mandato que impulsó su administración.

Si un presidente se porta mal, a la mitad del sexenio se convoca a una consulta y el pueblo decide si continúa o se va, porque el pueblo pone y el pueblo quita, esto no es el temor al poder absoluto, no. Es que lo que querían era que yo llegara aquí y estuviera de florero, que no pudiese hacer nada. Entonces la enseñanza mayor de todo esto es, vas a votar, recuerda que se vota por tres cosas, el candidato, el partido y el proyecto”, insistió.