El secretario general de Gobierno confirmó que lo que se busca es que este Ingenio continué operando,  a pesar de que tengan una deuda de 4 mil millones de pesos de valer 5 mil millones 

Por: Boletín 

Tepic, Nayarit; viernes 18 de noviembre del 2022.- Debido a que el ingenio de Puga, ubicado en esta localidad, municipio de Tepic se encuentra en quiebra, el pago de la cosecha a los productores, así como de los trabajadores de la empresa no se ha dispersado, y además esta cosecha está en peligro de perderse, ante ello se solicitó la intervención del Gobierno del Estado, ante la difícil situación por la que están atravesando los afectados y ante la negativa de los dueños de dar la cara.

El secretario de Gobierno, Juan Echeagaray Becerra, explicó que el mandatario, Miguel Ángel Navarro Quintero se entrevistó con el titular a nivel nacional de la Secretaría de Desarrollo Rural, Víctor Villalobos, para tratar este tema.

En esta reunión se discutieron varias alternativas, sin embargo, en principio y para que no se pierda la producción cañera, el ingenio de Tala a través de un convenio con los productores, va a recibir buena parte de esta y la restante se la adjudicará el ingenio El Molino, apostada en la capital nayarita.

A los trabajadores a los que se les adeudan 30 millones de pesos, comentó que se gestionará un crédito en la Secretaría de Hacienda, para liquidar dicha cantidad.

Los 400 millones de pesos que se adeudan a los campesinos, indicó que se les pagaría con la venta del azúcar, lo que podría ser de un momento a otro.

También se determinó solicitar un concurso mercantil, para que comparezcan los acreedores y se pueda tomar la administración con la finalidad de sanear las deudas que tiene.

La compañía está evaluada en cinco mil millones de pesos, pero su deuda asciende a cuatro mil, por lo que en este momento no se puede vender, aunque hay quienes están interesados en adquirirla.

Para concluir, Juan Echeagaray Becerra añadió que la intención es que continúe operando la empresa, puesto que de esta dependen cientos de cañeros y empleados, por lo tanto, si la dejan morir se detendría la economía de esta zona.