La competencia femenil de la F1 es bautizada como ‘F1 Academy’ y tendrá el objetivo principal el conducir a las mujeres hacia el campeonato de Fórmula 3

La Fórmula 1, deporte en teoría mixto, pero en la práctica 100 por ciento masculino, lanzará una competición reservada a las mujeres a partir de 2023, bautizada ‘F1 Academy’ e integrada en la pirámide de escalones que conduce a la élite del deporte automóvil.

La serie estará compuesta de cinco equipos dirigidos por equipos actuales de F2 y F3, cada uno comprometiendo tres vehículos para formar una parrilla de 15 coches”, explicó F1, durante el Gran Premio de Abu Ddabi, último de la temporada.

Concretamente, la competición tendrá como objetivo conducir a las mujeres hacia el campeonato de Fórmula 3, puerta de entrada hacia el nivel más alto.

Desde los inicios del campeonato del mundo en 1950, solamente dos mujeres han participado en un Gran Premio: Maria Teresa de Filippis en 1958 y Lella Lombardi en 1975 y 1976.

Con problemas de diversidad, la F1 busca con esta nueva competición “maximizar la oportunidad y el potencial de las jóvenes pilotos femeninas para alcanzar el nivel más alto” proporcionándoles “la experiencia necesaria antes de correr en F3 y de unirse a la pirámide de la Fórmula 1”.

Para ofrecer más posibilidades de acceder a las F1 a las jóvenes mujeres, las escuderías ya se han empezado a mover. Ferrari acogió en 2021 a la primera joven mujer de su prestigiosa academia, la neerlandobelga Maya Weug, a la que se unió en 2022 la española Laura Camps Torras.