El pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) abrió este martes una nueva discusión sobre la prisión preventiva oficiosa y si debe mantenerse o no en las leyes mexicanas.

Luis María Aguilar, ministro responsable de analizar el tema, expuso al inicio de la sesión que su proyecto plantea que la prisión preventiva oficiosa no se aplique de forma automática, sino que los jueces deban revisar caso por caso.

“La prisión preventiva oficiosa (…) puede interpretarse quizá de dos formas distintas”, dijo Aguilar. Una forma es la textual, según la cual esta acción debe aplicarse automáticamente. La otra es la vía pro persona, según la cual se le observa como una medida cautelar y no como una pena para la persona imputada.

“No se piensa en desaparecerla de ningún modo (…) pero sí debe ser una medida cuidadosa de los derechos humanos”, añadió Aguilar.