Previo a la marcha a la que convocó el 27 de noviembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador no descartó que esta podría ser la última en la que participe.

Previo a la marcha a la que convocó el 27 de noviembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador no descartó que esta podría ser la última en la que participe.

“Puede ser la última, aunque no puedo decir de manera categórica que es la última, porque no sabemos qué nos depara el destino; nosotros nos mantenemos, eso no debe de olvidarse, no han podido derrotarnos los adversarios, el conservadurismo, porque tenemos el respaldo del pueblo”, dijo en su conferencia matutina este miércoles desde Manzanillo, Colima.

Previo a la marcha a la que convocó el 27 de noviembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador no descartó que esta podría ser la última en la que participe.

“Puede ser la última, aunque no puedo decir de manera categórica que es la última, porque no sabemos qué nos depara el destino; nosotros nos mantenemos, eso no debe de olvidarse, no han podido derrotarnos los adversarios, el conservadurismo, porque tenemos el respaldo del pueblo”, dijo en su conferencia matutina este miércoles desde Manzanillo, Colima.

El mandatario comentó que la participación será voluntaria y no habrá pase de lista, ni acarreo en la movilización del domingo.

Asimismo, expuso que un gobierno democrático solo puede tener éxito si trabaja para el pueblo y en correspondencia este lo apoya, porque sino no se resiste.

“No han podido porque tenemos el respaldo del pueblo. Ahora en el discurso del 20 decía yo, dos enseñanzas de la Revolución Mexicana, una, que las dictaduras, las oligarquías, el gobierno, nada más para los de arriba producen inconformidad y son subversivos”, expresó.