nave de Orion de la misión Artemis I de la NASA, que despegó el 16 de noviembre, ha abandonado su órbita lunar distante y ha emprendido viaje de regreso a la Tierra, que culminará el 11 de diciembre.

La nave espacial completó con éxito el encendido de salida de la órbita retrógrada distante a las 21:53 UTC del 1 de diciembre, encendiendo su motor principal durante 1 minuto y 45 segundos para poner la nave espacial en curso para un sobrevuelo lunar cercano antes de su regreso a casa.

El encendido de motor cambió la velocidad de Orion en aproximadamente 138 metros por segundo y se realizó utilizando el motor principal de Orion en el Módulo de servicio europeo.

Se trata de un veterano diseño de motor de sistema de maniobra orbital modificado para su uso en Orion y construido por Aerojet Rocketdyne. El motor tiene la capacidad de proporcionar 6 mil libras de empuje. El motor probado que vuela en Artemis I voló en 19 vuelos del transbordador espacial, comenzando con STS-41G en octubre de 1984 y terminando con STS-112 en octubre de 2002.

Esta es una de las dos maniobras requeridas antes del amerizaje de Orion en el Océano Pacífico el 11 de diciembre. La segunda ocurrirá el lunes 5 de diciembre, cuando la nave espacial volará 127 kilómetros sobre la superficie lunar y realizará el encendido de sobrevuelo propulsado de regreso, que situará a Orión en su curso hacia la Tierra.

A las 22:30 UTC del 1 de noviembre, Orion viajaba a 382 mil kilómetros de la Tierra y a 85 mil kilómetros de la Luna, navegando a 3 mil700 kilómetros por hora, informa la NASA en el blog de la misión.

Artemis I es la primera prueba de vuelo integrada del cohete del Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) de la NASA, una nave espacial Orion sin tripulación y los sistemas de tierra en el Centro Espacial Kennedy de la agencia. La misión allanará el camino para un vuelo de prueba tripulado y una futura exploración lunar humana como parte del programa Artemis.