Se congregan afuera del hospital en Sao Paulo para rezar por la salud de su ídolo futbolístico

Un centenar de hinchas del Santos, cuna futbolística de Pelé, se congregaron frente a la clínica donde permanece hospitalizado el ídolo brasileño.

“Somos una fuerza espiritual para ver si, en este momento tan difícil que el Rey está pasando, puede levantarse”, dijo compungido Marcos Bispo dos Santos, admirador del tricampeón del mundo.

Edson Arantes do Nascimento, conocido como Pelé, fue internado el martes para una reevaluación de su tratamiento de quimioterapia contra el cáncer de colon que le fue identificado en septiembre del año pasado.

La clínica informó el sábado en el último parte médico que O Rei permanece “estable” con una “buena respuesta” a una infección respiratoria.

“Quiero mantener a todos tranquilos. Estoy fuerte, con mucha esperanza y sigo mi tratamiento como siempre”, dijo el ídolo, de 82 años, el sábado en un mensaje en Instagram que acompañó el parte médico del día que mostró al astro “estable”.

El centenar de simpatizantes del Santos permanecía en silencio en la puerta de la clínica en el barrio paulista Morumbi, zona oeste de la ciudad, con una bandera con el rostro joven del ídolo y la inscripción Torcida Jovem.

Cerca del mediodía, los admiradores de Pelé formaron una ronda y se sujetaron de las manos para rezar un Padre Nuestro.

Un diario de Sao Paulo reportó que el exastro del fútbol ya no responde al tratamiento de quimioterapia y permanece recibiendo apenas “cuidados paliativos”, confirmando lo que había publicado el miércoles.

El hospital y la familia del ídolo no han validado esas versiones, pero ante las distintas informaciones de la prensa local sobre el supuesto empeoramiento, referentes e instituciones del fútbol, así como muchos brasileños, se mostraron preocupados por la evolución del exjugador que es un dios en el país.