La FGR incineró ocho toneladas 852 kilos 704 gramos 320 miligramos de diversos narcóticos, relacionados con varias carpetas de investigación y causas penales.

La Fiscalía Especializada de Control Regional (FECOR), en su Delegación de Baja California de la Fiscalía General de la República (FGR), encabezada por el fiscal general Alejandro Gertz Manero, incineró ocho toneladas 852 kilos 704 gramos 320 miligramos de diversos narcóticos, relacionados con varias carpetas de investigación y causas penales.     

Lo incinerado incluyó siete toneladas 158 kilos 246 gramos 200 miligramos de mariguana; una tonelada 511 kilos 254 gramos 720 miligramos de clorhidrato de metanfetamina; 117 kilos 674 gramos 300 miligramos de clorhidrato de cocaína y 11 kilos 579 gramos 700 miligramos de ácido algínico.

Además, nueve kilos 703 gramos 400 miligramos de clorhidrato de diacetilmorfina, 41 kilos 167 gramos 900 miligramos de metanfetamina, tres kilos 78 gramos 100 miligramos de plantas de mariguana, 238 litros 978 mililitros de metanfetamina y ocho mil 968 unidades de diversos psicotrópicos.

Siguiendo las instrucciones del Fiscal General de la República, Alejandro Gert Manero de colaborar con los tres entes de gobierno, el evento de incineración se llevó a cabo en el 28 Batallón de Infantería en Tijuana, y se contó con la asistencia de autoridades militares y del Órgano Interno de Control (OIC), de la institución, quien supervisó que el proceso se llevara a cabo en términos de la normatividad de la materia aplicable.