La rectora Norma Galván hizo caso omiso a las advertencias del gobernador del estado Miguel Ángel Navarro Quintero, sobre llevar un plan de austeridad para tratar de salvar las finanzas de la máxima casa de estudios; otorgando 100 nuevas plazas a espaldas del gobernador 

Por Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit; martes 6 de diciembre del 2022.- Pese a la advertencia de frenar los derroches económicos e implementar una política de austeridad, , las mafias sindicales de la Universidad Autónoma de Nayarit  (UAN) en plena agonía y con la presunta complicidad de la rectora, Norma Galván, otorgaron  cien nuevas plazas.

El gobernador del estado, Miguel Ángel Navarro Quintero reveló su molestia por esta actitud valemadrista de las autoridades universitarias que ven cómo se hunde el barco y le ponen más piedras para que se vaya al fondo.

Desde que asumió el cargo como gobernador, Navarro Quintero se enfocó a salvar a la UAN con dinero de la recaudación del pueblo porque las deudas estaban matando al Alma Máter, ya que tan sólo de puros intereses, se pagaba al IMSS 40 millones de pesos.

Pero presuntamente, la rectora y su comitiva le dan la espalda al Estado porque las prebendas que se otorgan a las mafias universitarias no ha paradón y pululan por debajo de la mesa.

“Inclusive se llegó al exceso, -le pido en los procesos de investigación al maestro Camarena se meta con el área de Administración y Finanzas- de que el impuesto que los estados y municipios recaudaban para la universidad”, dijo el Ejecutivo,

Hizo hincapié que el gobierno no adeuda ni un solo cinco al Patronato Universitario, todo se le ha cubierto e incluso se llegó a tener una deuda con Banorte de 201 millones de pesos y se les ayudó con 60 millones de pesos, producto de lo recaudado.

Por ello, el gobierno del Estado tiene la autoridad moral y legal para conducir a la universidad en el aspecto relacionado con la   administración y evitar que los gastos crezcan como bola de nieve, ya que el sueldo de cien personas, deteriora las finanzas.

“Hablamos con el área jurídica de la universidad porque ya en esta administración rectoral habían otorgado cien plazas nuevas cuando el convenio era que ninguna sola”, indicó Navarro Quintero.

No es posible que mientras el Estado hace esfuerzos para cubrir los adeudos de la UAN, ellos muy conchudamente estén generando plazas como pan caliente para darle “gusto” a los caciques sindicales.

“Tengo una lista entregada en donde el SPAUAN ha otorgado plazas nuevas. Yo le pediría al área jurídica que, si hubiera ese tipo de situaciones, veamos con la Fiscalía un tipo de recoveco jurídico para hacer una demanda y abrir una carpeta en contra de esas personas que no entienden la situación financiera de la universidad, pero antes que la universidad, del gobierno del Estado”, dijo.

El Ejecutivo Estatal recordó que hay unos “pendientitos” del anterior rector Ignacio Peña por “ocultar” situaciones de la administración sospechosas, que se deben investigar con seriedad.

Finalmente, recordó que la Fiscalía y la ASEN tiene una carpeta en contra de los saqueadores de la UAN y además, establecer legalmente la culminación del “bono mensual” que percibían los ex rectores por el simple hecho de haber estado seis años al frente de su responsabilidad.