Personal de Parques y Vida Silvestre realizó la captura y colocación del primer collar de radiotransmisión a un jaguar adulto en el rancho “El Paraíso”, del municipio de Allende, en Nuevo León.

De acuerdo a un video enviado por personal que participó de la captura, con esta intervención buscan que, con el transmisor de datos colocado al ejemplar adulto, se pueda estudiar y dar seguimiento, debido a que será reubicado a un sitio por confirmar.

Las acciones cobran relevancia al tratarse de una especie protegida, y que al menos cuenta con ocho ejemplares en la región citrícola, motivo por el cual se requiere tener más datos sobre su comportamiento y reproducción, de acuerdo a personal de la dependencia Federal.

La captura del jaguar, con un peso estimado de 80 kilos, se realizó ayer como parte de las acciones de protección a la fauna y concientización a la población acerca de la existencia de este tipo de felinos en Nuevo León,

Sin embargo, ante este panorama también debe de tomarse en cuenta que se trata de una especie depredadora con una amplia movilidad y que incluso pudiera llegar asentamientos humanos, aunado al riesgo de la caza furtiva, señaló por su parte el biólogo, Roberto Chavarría.

“Hay que considerar la caza furtiva, la cantidad de ejemplares que va a ver y se debe de dar un seguimiento en tiempo real de dónde se está moviendo ante su eventual llegada a la ciudad a zonas como Chipinque”.

“También se debe informar las acciones que tomará Parques y Vida Silvestre y Protección Civil, debido a que este tipo de animal va estar rondando por la sierra y qué los ciudadanos estén enterados al mismo tiempo”, apuntó el especialista.