Investing.com – Aunque los expertos insisten en que aún es “demasiado pronto” para saber si la subvariante XBB.1.5 de Ómicron, denominada Kraken, es preocupante, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya tiene esta variante en su punto de mira. “La estamos siguiendo muy de cerca”, apunta Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

Esta nueva variante es una prueba de que el COVID-19 no solo continúa evolucionando, sino que destaca la necesidad de equidad en las vacunas a nivel mundial para evitar que surjan más variantes, publica CTV News.

Ahora, XBB es la variante dominante en EE.UU. y la OMS afirma que esta versión del virus COVID-19 es la más transmisible detectada hasta ahora.

“La razón de esto son las mutaciones que se encuentran dentro de esta subvariante de Ómicron que permiten que este virus se adhiera a la célula y se replique fácilmente”, explicó la semana pasada Maria Van Kerkhove, responsable técnica de la gestión de la epidemia de Covid de la OMS, en una conferencia de prensa.

XBB se ha identificado en 29 países hasta ahora, pero es probable que en las próximas semanas se descubran más. 

Según los expertos, el COVID-19 muta más rápido que los virus respiratorios habituales. 

La OMS ha recalcado la importancia de que la población se mantenga al día con sus vacunas de refuerzo, lavarse las manos con frecuencia, quedarse en casa cuando estén enfermas y considerar usar una mascarilla en espacios interiores en los que haya mucha gente.