Las naciones norteamericanas reiteraron su rechazo por “el ataque contra la democracia brasileña” suscitada el 8 de enero en Brasilia

Por: Agencias 

México; martes 10 de enero 2023/agencias.- A través de un comunicado conjunto publicado por el Gobierno de México, las tres naciones norteamericanas reprobaron la invasión de simpatizantes del ex presidente antecesor de Luiz Inácio Lula da Silva, Jair Bolsonaro, a las áreas del Palacio presidencial, el Congreso y la Corte Suprema.

“México, Estados Unidos y Canadá condenan los ataques del 8 de enero contra la democracia brasileña y el traspaso pacífico del poder”.

Fue en la tarde del 8 de enero cuando los grupos radicales irrumpieron en los edificios gubernamentales como parte de su exigencia por una “intervención” militar para derrocar a Lula Da Silva. Cabe señalar que extremistas habían acampado frente al Cuartel General del Ejército, en Brasilia, desde el día posterior a las elecciones del 30 de octubre pasado, en las que el izquierdista derrotó a Bolsonaro.

Ante ello, México, EEUU y Canadá reiteraron su apoyo a la República Federativa de Brasil en la salvaguarda de sus instituciones democráticas, así como a “la libre voluntad de las personas de Brasil”.

Finalmente, el documento externó interés por un trabajo conjunto con Lula da Silva para “cumplir con nuestros países, el hemisferio occidental y el resto del mundo”.

Cabe señalar que durante su conferencia matutina de prensa, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), reconoció la solidaridad que sus homólogos Joe Biden, de EEUU, y Justin Trudeau, de Canadá, también expresaron a Lula Da Silva, así como de otros líderes de Latinoamérica y alrededor del globo.

“Prácticamente todos los países del mundo se expresaron en rechazo de la actitud antidemocrática y en favor del presidente Lula (…) Es muy satisfactorio el que la solidaridad no sea nada más de países de América Latina y el Caribe”, expresó desde Palacio Nacional.

El apoyo a Lula Da Silva tras intento de golpe de Estado

López Obrador tachó como “reprobable y antidemocrática” la violenta intromisión de simpatizantes de Jair Bolsonaro en los edificios gubernamentales de Brasilia. Esto, aunado de una ácida crítica a los radicales:

“El intento golpista de los conservadores de Brasil azuzados por la cúpula del poder oligárquico, sus voceros y fanáticos. Lula no está solo, cuenta con el apoyo de las fuerzas progresistas de su país, de México, del continente americano y del mundo”, escribió en su cuenta de Twitter.

Por su parte, Joe Biden afirmó que la situación en el país sudamericano era “escandalosa” y reiteró su apoyo a Lula Da Silva, así como a “las instituciones democráticas de Brasil”: “No debe socavarse la voluntad del pueblo brasileño. Espero seguir trabajando con Lula”, declaró.

Del mismo modo, Justin Trudeau respaldó al izquierdista progresista y se unió a las condenas por el “violento comportamiento” observado en la tarde del domingo: “Respetar la voluntad democrática del pueblo es primordial en cualquier democracia, incluido Brasil”, atajó en un post.