A finales del 2022, tres astronautas experimentaron un problema después de que se detectara una significativa fuga de líquido refrigerante en la nave de Soyuz en la cual se planeaba que regresaran a la Tierra. De acuerdo con la información proporcionada por la NASA, ya se está planeando un plan de rescate para los miembros de la tripulación de la Estación Espacial Internacional (ISS). Según explicaron los expertos de la agencia espacial rusa Roscosmos, se va a lanzar la nave espacial Soyuz MS – 23 el próximo 20 de febrero para que los astronautas Sergey Prokopyev, Dmitri Petelin y Frank Rubio regresen a salvo a nuestro planeta a bordo de esta, mientras que la nave dañada comenzará su descenso sin pasajeros aproximadamente una o dos semanas después de que llegue a la Estación Espacial Internacional el repuesto.  

Los astronautas varados en el espacio

Se trata de dos miembros rusos y uno estadounidense los que tendrán que esperar un par de meses más para regresa a casa. La cápsula espacial Soyuz MS – 22 en la que se esperaba que los cosmonautas regresaran a la Tierra sufrió graves daños el pasado 14 de diciembre mientras estaba acoplada fuera de la estación. Se trata de la misma nave en la que Prokopyev, Petelin y Rubio llegaron a la Estación Espacial Internacional en septiembre del 2022. Desafortunadamente, la MS – 22 sufrió daños después de que fuera golpeada por un meteroide el pasado mes de diciembre. El impacto ocasionó un pequeño agujero, de aproximadamente 1 milímetro en el radiador exterior lo cual provocó la fuga de líquido refrigerante en el espacio, haciendo que sea imposible regresar en ella a la Tierra. Según informaron la NASA y la agencia espacial rusa Roscosmos, el regreso de los 3 tripulantes se tenía programado para el mes de marzo, sin embargo, debido a las fallas se tendrá que posponer. El director ejecutivo de los programas de vuelos espaciales de Roscosmos explicó a través de un comunicado que es demasiado peligroso regresar en la nave dañada a pesar de que se estima que sí podría sobrevivir el reingreso a la Tierra y aterrizar de forma segura, sin embargo,   han anunciado que la MS – 22 no se usará a menos de que ocurra alguna emergencia. “El espacio no es un lugar ni entorno seguro. Tenemos meteoritos, un vacío, tenemos una temperatura alta y tenemos un hardware complicado que puede fallar. Ahora nos enfrentamos a uno de los escenarios, pero estamos preparados para resolver esta situación”, expresó Krikalev durante una conferencia de prensa.

¿Cómo regresarán los astronautas?

De acuerdo con la información proporcionada por las agencias espaciales, se suponía que los dos cosmonautas rusos y el estadounidense regresarían en marzo a casa, pero se ha estimado que su vuelo sea reprogramado para finales de verano o inicios del otoño. Se tenía planeado que la nave Soyuz MS – 23 volaría hacia la Estación Espacial Internacional a principios de marzo, con tres cosmonautas que reemplazarían a Prokopyev, Petelin y Rubio, sin embargo, debido a las fallas que se presentaron, la nave de repuesto comenzará su viaje sin pasajeros antes de lo estimado, por lo que los otros tres cosmonautas tendrán que seguir esperando en la Tierra a que haya otra nave disponible para comenzar su viaje al espacio. “En este momento, la tripulación está a salvo a bordo de la estación espacial, por lo que no hay necesidad inmediata de que regresen hoy a casa. Están listo para aceptar cualquier decisión que les brindemos. Puede que tengamos que mandarles un poco más de helado para recompensarlos”, dijo el gerente del programa de la estación espacial de la NASA, Joel Montalbano.