Autoridades estatales y federales controlaron un intento de motín en el centro penitenciario “El Amate“, ubicado en Cintalapa, Chiapas.

El caso se registró ayer, cerca de las 17:00 horas, cuando se inició un operativo de traslado de tres reos. Los internos de este centro penitenciario serían llevados a otro ubicado en la costa de Chiapas, por requerimiento de un juez.

En un comunicado, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana informó que “un grupo de personas privadas de la libertad opuso resistencia, logrando esta institución de seguridad controlar toda conducta antisocial, de acuerdo con los protocolos policiacos y de derechos humanos, sin que se haya registrado incidencias qué lamentar”.

Trascendió que, dentro de estos incidentes, el grupo de internos trató de evitar el traslado e intentó subir a una torre de control, sin embargo, elementos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana lograron implementar un operativo, trasladaron a los presos de alta peligrosidad y mantuvieron el orden.

La Secretaría de Seguridad indicó que se realizó “el traslado de personas privadas de la libertad del Centro Estatal de Reinserción Social para Sentenciados (CERSS) número 14 ‘El Amate’ a otro centro similar de internamiento, a petición de una autoridad ministerial, con la finalidad de que continúen el proceso penal en su contra”.

Queman autobuses en carreteras cercanas al traslado de reos

Momentos después del traslado de reos del penal número 14 “El Amate” de Cintalapa, se registraron actos violentos en carreteras de la zona.

Cerca de las 22:00 horas, se reportó el incendio de un autobús de pasajeros cerca de la caseta Ocozocoautla – Arriaga, muy cerca del municipio de Arriaga. La unidad quedó completamente calcinada. Trascendió que los usuarios fueron bajados por un grupo de personas armadas y, posteriormente, la unidad fue incendiada.

Otro autobús, fue incendiado en el tramo carretero Cintalapa – Puente las Flores. El caso fue idéntico: los ocupantes fueron bajados y dispersados y la unidad incendiada.

Un tercer autobús, fue baleado, sus ocupantes desalojados y dispersados, pero no logró ser incendiado. Los usuarios reportaron el incidente. En estos tres casos, no se reportaron personas muertas o heridas.

Fuentes policiales extraoficiales señalaron que los incidentes no se relacionan con el traslado de reos, sino que podrían tener otras causas.

Autoridades federales han iniciado las investigaciones para determinar el móvil de los incendios. Hasta el momento, ninguna autoridad ha informado sobre estos incidentes.