El sacerdote Isaac Achi fue quemado vivo dentro de su casa; un grupo de hombres armados perpetró el terrible delito.

Un sacerdote católico fue quemado vivo por hombres armados en el noreste de Nigeria, según informes de la policía local.

El cura fue identificado como Isaac Achi y los hechos ocurrieron el pasado domingo 15 de enero en la aldea de Kafin-Koro.

Según los testigos, el sacerdote se encontraba en su casa cuando llegaron hombres armados y le prendieron fuego al lugar que se quemó rápidamente.

Nigeria es uno de los países más inseguros de todo el continente africano y con el clima electoral, donde pronto se elegirán varios cargos de representación y mantienen en vilo la seguridad.

En redes sociales fue publicada una serie de fotografías donde se puede ver la casa del hombre totalmente quemada.

Apenas en diciembre de 2020 hombres armados secuestraron a más de 300 estudiantes de una secundaria del estado de Zamfara.

Se sabe que los hombres armados pertenecen a una banda de criminales que utilizan este tipo de crímenes para mantener un ambiente de terror en las personas.