El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo en la conferencia de prensa matutina de este miércoles que si se comprueba, durante su juicio en Estados Unidos iniciado el martes 17 de enero, que el exsecretario de Seguridad Pública de México, Genaro García Luna, desvió recursos del erario, el Gobierno de México pedirá que estos recursos regresen a las arcas mexicanas, “sea la cantidad que sea”.

Tras una colaboración con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de México, el grupo de fiscales federales estadounidenses que acusa a García Luna de nexos con el Cártel de Sinaloa argumentó al juez Brian Cogan que el exfuncionario “robó 600 millones de dólares” durante “su carrera como servidor público en el Gobierno Federal” de México.

El alto mando policíaco de Felipe Calderón habría sustraído, por lo menos, 250 millones de dólares como secretario de Seguridad Pública, afirman los fiscales estadounidenses, que citaron una investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la SHCP. Además, tras retirarse del servicio público en 2012, habría seguido colaborando con el narco.

Es importante señalar que la defensa de García Luna insistió en que la fortuna que hizo en Estados Unidos a partir del 2012 “no es relevante” para el juicio. Sobre esto, López Obrador expresó que “llama mucho la atención”. “No quieren que se tome en cuenta la riqueza de García Luna a partir de que concluyó su periodo”, reiteró, “el que nada debe nada teme“, dijo ante los medios.

Yo me preguntaría por sentido común cómo se obtiene tanto dinero en tan poco tiempo, cualquier persona, hasta un empresario. O sea, terminó en 2012. Está seis años y del 2012 al 2018 tiene una gran riqueza. ¿Cómo se obtiene en seis años tanto dinero? Estamos hablando de casas en Estados Unidos, de yates. ¿Cómo? ¿Por qué tanto éxito? Hay que investigar todo”, insistió.

Finalmente, el presidente indicó que hay tres posibilidades respecto a García Luna y el presidente Felipe Calderón: “Una, que García Luna sea inocente y que Calderón no tiene por qué preocuparse”, dijo. La segunda “es que no es inocente García Luna, pero que Felipe Calderón no está involucrado”. Finalmente, “la tercera es que [Calderón] sí sabía y que estaba involucrado”.