Vecinos señalaron a una funeraria como la causante del “río de sangre” que pasa frente a una tienda y una gasolinera

¡De terror! Brotan aguas negras con sangre”, es el mensaje que acompaña a un video subido a redes sociales por Luis Alberto Díaz. Según la denuncia, esto tendría su origen en una “empresa funeraria”, ubicada en Guasave, Sinaloa. 

Vecinos de las inmediaciones de Boulevard Central quedaron atónitos al ver como este “río de sangre” pasaba frente a una tienda de autoservicio y una gasolinera, por lo que de inmediato solicitaron la presencia de las autoridades.

De acuerdo con publicaciones en medios locales, el personal de la funeraria argumentó que el drenaje colapsó por lo que solicitaron un camión de succión para desazolvar y dar solución al problema.

Los trabajadores mencionaron que anteriores ocasiones, cuando se presentaba alguna avería en la red de drenaje por el que transitan aguas negras, de inmediato acudían a realizar labores de desazolve, sólo que en esta ocasión demoraron. Según ellos, nunca se había presentado un problema en que saliera agua con sangre. 

Sin embargo, a través del espacio de radio en Sinaloa que conduce Luis Alberto Díaz, varios vecinos denunciaron que ya se tenían antecedentes en que las coladeras se llenan de sangre; además, afirmaron, que la funeraria opera en la clandestinidad y nadie hace nada. 

Ante las quejas, el alcalde de GuasaveMartín Ahumada Quintero, dijo que atendieron el reporte de lo sucedido en el sector Infonavit Bulevar Central, y se pidió a Seguridad Pública, Ecología y Jumapag, atender el caso.

Ahumada Quintero dijo a Los Noticieristas que las empresas funerarias “están obligadas a cumplir con un protocolo que tienen establecido con Coepriss, pues la sangre y otros derivados de la preparación son considerados como de alto riesgo sanitario”.

Insistió en que tienen conocimiento de que “hay hornos crematorios y también cómo es que se hacen todos los procesos, hacia dónde van cuando hay la preparación de un cadáver, cuáles son las guías de los RPBI (Norma mexicana para el manejo de Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos), que haya evidencia de que se está haciendo regularmente, esto más que todo le corresponde a Cofepris”.