Representantes de 50 países se congregarán este viernes en Alemania para discutir el apoyo para la siguiente fase de la guerra ucraniana contra Rusia

La guerra entre Ucrania y Rusia escribe otro de sus capítulos más interesantes, cuando acaba la tercera semana del año. 

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski agradeció este viernes a Estados Unidos el nuevo paquete de ayuda militar a Ucrania por un valor de 2.500 millones de dólares, que incluye cientos de vehículos blindados.

Gracias al presidente de Estados Unidos (Joe Biden) por suministrar a Ucrania otro poderoso paquete de apoyo a la defensa”, dijo Zelenski en Twitter. Las armas de este programa, que no contempla los tanques pesados solicitados por Kiev, “son una ayuda importante en nuestra lucha contra el agresor”, subrayó.

El conflicto entre Ucrania y Rusia se originó a raíz de las tensiones políticas y económicas entre ambos países.

En 2013, el presidente ucraniano Viktor Yanukovich decidió no firmar un acuerdo de asociación con la Unión Europea, lo que provocó protestas masivas en Kiev y su posterior destitución en 2014.

Tras esto, Rusia anexó la península de Crimea, anteriormente parte de Ucrania, lo que desató un conflicto militar en el este de Ucrania, donde se habían manifestado separatistas prorrusos.

Además, se acusa a Rusia de apoyar a los separatistas con armamento y combatientes. Aunque a lo largo de los años se han acordado ceses al fuego, el conflicto sigue activo y ha dejado miles de muertos.

Representantes de 50 países se congregarán este viernes en Alemania para discutir el apoyo para la siguiente fase de la guerra ucraniana contra Rusia, luego de que Estados Unidos y Europa anunciaron suministros sustanciales de armas.

El Pentágono presentó una lista por 2 mil 500 millones de dólares en suministros, incluyendo vehículos de combate de infantería Bradley, gran cantidad de blindados para transporte de personal, sistemas de defensa aérea Avenger, así como municiones grandes y pequeñas.

Reino Unido anunció que enviará 600 misiles Brimstone; Dinamarca ofreció donar 19 howitzer Caesar de fabricación francesa y Suecia prometió su sistema de artillería Archer -un howitzer moderno móvil pedido por Ucrania-.

El anuncio de las armas llegó un día antes de la reunión entre autoridades de unos 50 países, incluyendo los 30 miembros de la OTAN, en Ramstein, Alemania, para discutir la ayuda para Ucrania.