El actor Alec Baldwin podría enfrentar hasta cinco años de prisión, luego de que fuera acusado judicialmente por dos cargos de homicidio involuntario en contra de Halyna Hutchins, directora de fotografía de la película ‘Rust’.

Hutchins, de 42 años, recibió un tiro de una pistola de utilería que manipulaba Baldwin en el set del referido filme en Nuevo México, donde también resultó herido el director Joel Souza. El hecho fue el 21 de octubre de 2021.

En el comunicado emitido por Mary Carmack-Altwies, fiscal del primer distrito de Nuevo México, se establece que por el primer cargo serían 18 meses de cárcel con una multa de cinco mil dólares.

El segundo cargo implica cinco años de prisión, según publicó HollywoodLife, que destaca que esta pena sería obligatoria, es decir, sin posibilidad de fianza.

Un cargo de homicidio involuntario significa que fue un hecho accidental, aunque se mató a otra persona, no había la intención de acabar con su vida.

Por el caso, también está acusada la armera de la película, Hannah Gutiérrez-Reed, ya que su función era asegurarse de que las armas no tuvieran balas.

Baldwin la tiene “difícil”

HollywoodLife presentó una entrevista con el abogado de defensa criminal y apelaciones, Matthew Barhoma, fundador de Barhoma Law and Power Trial Lawyers, quien afirmó que los pronunciamientos de Alec Baldwin tras el asesinato, pudieran afectarlo.

Al ser consultado sobre si está de acuerdo con los abogados del actor de que van a ganar este caso, Barhoma respondió que “puede ser difícil”.

“El problema con él será toda la notoriedad que ganó después de eso. Ha hecho múltiples declaraciones, incluso hablando de si había apretado el gatillo. Ese va a ser un punto de discordia ahora para él…Desde una perspectiva defensiva, van a tener que reconstruir mucho. Y eso puede ser difícil”, manifestó.

El abogado no descartó que haya un veredicto antes de que termine este año. Indicó que un acuerdo de culpabilidad puede acelerar todo, tal como ocurrió con David Halls, asistente de dirección, quien llegó a un acuerdo declarándose culpable por el uso negligente de arma.

Destacó que lo más conveniente para Baldwin es que no suba al estrado al momento del juicio, ya que más que un caso de defensa propia, es por negligencia.