Altos niveles de estrés y depresión deterioran salud mental de los trabajadores: especialista

0
8

Los daños psicosociales que se derivan del trabajo, llevan al deterioro de la salud mental y por ende, a la deserción

Durante este 2023 se estima que el 24 por ciento de la fuerza laboral de 21 millones de trabajadores formales, piensa dejar su trabajo derivado del deterioro en su salud mental. Estrés, ansiedad, depresión severa y toda su problemática puede ocasionar la pérdida de hasta un millón de dólares en las empresas a causa de los días laborales perdidos.

La salud emocional de los trabajadores será en este 2023, un eslabón estratégico para la planeación de las empresas, consideró Adela Flores Guzmán, del Comité de Comunicación de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH).

Señaló que los daños psicosociales que se derivan del trabajo, llevan al deterioro de la salud mental y por ende, a la deserción.

Plataformas de empleo estiman que el 24 por ciento de la fuerza laboral considera renunciar durante el inicio del año y la causa principal, entre otros factores son los sueldos bajos, ambientes tóxicos y una mala relación con los jefes, comentó.

Refirió que cifras de la Universidad de Oxford precisan que la felicidad, el bienestar de los colaboradores tiene una gran importancia, ya que se traduce en los resultados de las compañías, pues los vuelve 13 por ciento más productivos y leales.

Flores Guzmán comentó que la Organización Internacional del Trabajo (OIT), señala que al desarrollar estrés, ansiedad y depresión los colaboradores, las empresas pueden alcanzar pérdidas de hasta un millón de dólares a causa de los días laborales perdidos.

“Sabemos hoy en día que el bienestar emocional de los colaboradores es parte fundamental para las organizaciones, ya que conlleva al aumento de productividad, a la baja de ausentismo, a la mejora de las relaciones en el trabajo y sobre todo, en la retención y mejora del talento profesional”, apuntó el especialista.

¿Cómo solucionar este problema?

Para contrarrestar los problemas de salud mental de los trabajadores, los departamentos de Recursos Humanos deberán reforzar sus planes de cuidado y acompañamiento de la salud y bienestar de sus empleados.

También construir ambientes laborales armónicos que promuevan la creatividad y la sana convivencia. Además, instrumentar programas de atención y prevención de riesgos que alienten y hagan sentir acompañados a sus colaboradores.

Deben estar muy atentos a señales como la apatía o el desinterés. Hacer diagnósticos oportunos para la prevención de padecimientos como estrés laboral, ansiedad, entre otros.

Además, hacer cuestionarios de satisfacción; establecer líneas de comunicación y flexibilizar horarios.

Afirmó que no tener salud emocional satisfactoria dentro de las empresas, conlleva a sufrir desde ansiedad, estrés hasta una depresión severa, que son las principales causas de baja laboral en el mundo.

Ante esto es importante que se genere una relación de confianza y acompañamiento, además de brindar apoyo y alternativas que se adapten a las necesidades de los trabajadores.