.Cobran altas cantidades hasta para medir la presión, señalan denunciantes

Por: Víctor Trejo Olmos 

Bahía de Banderas, Nayarit.  Martes 02 de junio del 2020.- Acude a dos hospitales por síntomas de posible infarto y en ambos le cobran por tomarle la presión. 

Aunque la gran mayoría de la fuerza laboral de las instituciones de salud está combatiendo a los pacientes que acuden con síntomas o ya infectados por el COVID-19, las guardias que quedan no están dando el servicio deseado y reinciden en las viejas prácticas de alargar la agonía de los usuarios. 

Vecinos de la delegación de San Vicente reportan que tanto en la Cruz Roja como en el Tondoroque no resolvieron su problema de salud pero sí cobraron por sus servicios inexistentes. 

“Fuimos a la Cruz Roja de San Vicente a llevar a una señora que le iba a pegar infarto y por sólo tomar la presión le cobraron 150 pesos, le dijeron a su mamá que no podían  hacer nada y que no se hacían responsables, que se la llevara a otro lado para que la valoraran internamente, por lo que se la llevaron muy enferma a la clínica del Tondoroque donde también tuvo que pagar, siendo ella desempleada y por lo tanto, sin Seguro Social; nadie tenía conocimiento que el Seguro Popular ya no existe”.

Es un pésimo servicio el de La Cruz Roja, aparte cobrar altas cuotas por solo medir la presión, no sacan a nadie de un apuro porque no tienen el equipo necesario para trabajar, señalaron las denunciantes.