Tepic, Nayarit a 10 de junio del 2020.- En Culiacán, Sinaloa la pareja ante las dificultades salen todas las tardes a cantar afuera de un supermercado en la colonia Barrancos, al no tener donde dejar a su hijo el pequeño los acompaña.

La joven madre relató que su esposo perdió su empleo, un día cuando no tenían para la leche de su bebé, y al no poder esperar a que llegara el fin de semana para recibir el pago de su salario abandonó su empleo unas horas para irse a cantar a los camiones y poder juntar dinero para el alimento de su bebé. Sin embargo al regresar a su empleo las puertas se le cerraron.

Días después llegó la pandemia, Karla tenía que cerrar su fuente de ingresos que era poner uñas, hacer pedicure y peinados. Ella quiere abrir su negocio pero la casa donde lo realizaba fue asaltada, le robaron todo su equipo de trabajo.

Tienen que pagar renta, comprar pañales y alimento y cubrir otras necesidades de su pequeño hijo. Agradece el apoyo de las personas que le han hecho algunas donaciones, pero resulta a veces insuficiente ya que el menor requiere una lata grande de leche para una semana.