Por: Mildra Benítez Robledo

Tepic, Nayarit .- Viernes 04 de diciembre del 2020.- Desde que llegó la pandemia a la Entidad se tomaron decisiones como el suspender las clases presenciales, lo cual afecto severamente el ingreso del transporte público, pues el número de usuarios se desplomó hasta un 50 por ciento, ante ello se sacó de circulación buena parte de las unidades.
Sin embargo y pese a que desde hace meses se levantó la cuarentena y se entró a la “nueva normalidad”, lo que provocó que incrementara el pasaje, los concesionarios se negaron a introducir de nueva cuenta más camiones, alegando que no es redituable para ellos, pues no recuperan ni lo del diésel, así lo señaló el dirigente del Sindicato de Choferes de Taxis, Transporte y Similares, Gregorio Haro Maya.


El dirigente explicó que ante la necesidad, la Secretaría de Movilidad permitió que algunos particulares presten el servicio de combis, para cumplir con la demanda, sobre todo en las zonas de la capital con mayor población, lo que al parecer ha surtido efecto, aunque no cree que duren por mucho tiempo, dado que afirmó que no dejan ganancias.
Mientras que “son peras o manzanas” aseguró que la situación por la que está atravesando el rubro en cuestión es delicada, dado que otro de los inconvenientes es que no pueden llenar al 100 por ciento las unidades, pues esta es una de las restricciones impuestas para impedir que se disparen los casos por Covid-19.
Para concluir, Gregorio Haro Maya, añadió que hasta el momento han cumplido con todas las medidas de sanidad que se les han pedido, entre estas que los chóferes y usuarios cumplan con el uso del cubrebocas, el cual ya era obligatorio para los trabajadores del volante antes de que se hiciera por Ley.