El deseo de conocer a sus nietos motivó a la enfermera a luchar contra cáncer de mama

Cuando su hermana gemela manifestó síntomas, ella se vio en la necesidad de checarse y así descubrió su enfermedad

Boletín. Tepic, Nayarit, a 07 de diciembre de 2020
.- “Aunque nos quiten el pecho no se nos quita ser mujer, seguimos siendo mujeres”, expresó Genoveva Ramírez Aguilar, sobreviviente de cáncer de mama y enfermera general en el Hospital Rural (HR) del Programa IMSS-BIENESTAR en San Cayetano, Nayarit. “Yo las invito a realizarse auto exploración de mamas, es importante hacerlo para estar a tiempo de recibir atención de manera oportuna”, añadió. Fue hace casi 10 años cuando el cáncer de mama le dio problemas serios de salud. Y fue debido a que su hermana gemela también manifestó síntomas, que se vio en la necesidad de hacerse un chequeo cuando se dio cuenta de su problema. Genoveva compartió con orgullo que luego del estudio de la biopsia, le realizaron una mastectomía radical y ante la terrible realidad que le mostraba la vida, dijo que lo que más deseaba era vivir para conocer a sus nietos. Los profesionales de la salud le dieron dos opciones, sin embargo, en ambas habría que luchar: si le dejaban su pecho viviría alrededor de 10 años, y si se lo quitaban la expectativa de vida se ampliaba considerablemente. Tras pensar su decisión, la enfermera determinó prescindir de esa parte de su cuerpo, pues no es algo que defina lo que ella es. Genoveva continúa su tratamiento en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 1 en Tepic, donde se ha convertido en un apoyo para otras mujeres con esta enfermedad. “Mis oncólogos siguen al pendiente y aquí sigo luchando por mi vida. En ocasiones me buscan mujeres para que las apoye, aconseje y motive a realizarse sus auto exploraciones.”, concluyó.